Granada CF | Resaca

El Granada, un equipo que habrá que valorar

  • La gran campaña del conjunto rojiblanco lo hace estar a la altura del Granada de los años 70

Diego Martínez da instrucciones a sus jugadores en el duelo del pasado miércoles ante el Alavés. Diego Martínez da instrucciones a sus jugadores en el duelo del pasado miércoles ante el Alavés.

Diego Martínez da instrucciones a sus jugadores en el duelo del pasado miércoles ante el Alavés. / Efe

Hay momentos en la vida en los que uno no valora lo que tiene o ha hecho hasta que lo pierde o vienen mal dadas. Algo así ocurrirá con el Granada CF de la temporada 2019-2020, el de Diego Martínez, el del año del coronavirus, la semifinal de Copa del Rey o ese equipo que se salvó con mucha más antelación de la esperada. Con el paso del tiempo se pondrá en valor todo lo que ahora mismo está consiguiendo la entidad rojiblanca a nivel deportivo. Un sueño del que aún quedan capítulos por vivir y del que nadie quiere despertar.

En Vitoria se materializó matemáticamente lo que era casi una realidad incluso desde antes del parón de la competición. Y se hizo con una nueva demostración de implicación de todos y cada uno de los componentes del cuadro nazarí, que a buen seguro no olvidarán esta campaña.

Duro ante la adversidad

Si algo ha demostrado el Granada CF este curso es que se sobrepone a cualquier adversidad a la que se enfrente. Un cantidad ingente de lesiones que ha sido una plaga durante todo el año, o un calendario muy cargado que hará que se termine la temporada jugando 45 partidos, no ha sido un obstáculo para un conjunto que tiene en la fuerza del grupo humano que se ha conformado su principal arma.

Con alguna que otra excepción, la implicación de todo el que salta al terreno de juego es digna de elogio y una buena prueba de ello la ofrecieron ante el Alavés jugadores como Aarón, José Antonio Martínez o Gil Dias, que no han gozado de las oportunidades que hubieran deseando pero que rindieron a gran nivel. Y es que tener involucrados a todos los futbolistas, incluso a los que menos juegan, es una de las principales tareas de un técnico y en ese sentido el preparador gallego se puede sentir muy orgulloso.

Las pausas

No hay más que mirar la actitud de los profesionales y cómo aprovechan las pausas de hidratación los distintos equipos para comprobar que este Granada CF tiene un claro líder. A diferencia de otros técnicos, Diego Martínez siempre reúne a sus jugadores alrededor suyo, dando órdenes, corrigiendo detalles, animando y apoyando a sus jugadores mientras aprovechan el receso para recuperar fuerzas. Otros, sin embargo, apenas charlan con sus futbolistas en grupo, lo suelen hacer de manera individual. Un ejemplo más de aprovechar cada momento en este nuevo fútbol donde cada detalle cuenta.

Los detalles

Cuando en un grupo se tiene claro el rol de cada uno, todo fluye mejor. Desde la llegada de Roberto Soldado, la ascendencia que ha tenido el delantero valenciano sobre el resto de compañeros ha ido a más. Su experiencia, personalidad y compromiso en el terreno de juego le han convertido en el líder del cuadro granadino. Pero son ciertos detalles los que hacen que tenga un peso específico en la plantilla.

Foulquier presiona a Tomás Pina en el duelo ante el Alavés. Foulquier presiona a Tomás Pina en el duelo ante el Alavés.

Foulquier presiona a Tomás Pina en el duelo ante el Alavés. / Europa Press

El ‘9’, que ya ha quedado renovado al confirmarse matemáticamente la permanencia, compareció ante los medios del club con una sudadera con el dorsal 6, que no es el suyo pues luce el 9. Curiosamente, el número 6 lo porta Germán Sánchez, criticado en las últimas jornadas por sus errores defensivos. Una manera de demostrar la unidad que existe en el vestuario porque los utilleros seguro que no se confundieron de dorsales cuando prepararon todo el material para viajar a Vitoria teniendo en cuenta que el gaditano estaba sancionado.

Cariño

El 1 de julio del 2020 no se le olvidará fácilmente a dos jóvenes jugadores rojiblancos. Uno de ellos es Antoñín, que anotó su primer gol en Primera División y aunque tiene pendiente jugar un partido completo, a buen seguro que el tanto le dará mucha confianza de cara al futuro. Se trata de un jugador por el que ha apostado la dirección deportiva, que tiene muchos aspectos aún por pulir pero que tiene potencial.

No hay más que mirar la actitud de los profesionales y cómo aprovecha las pausas de hidratación el Granada CF

El otro es Mario Rodríguez. El extremo del Recreativo, que ha venido a lo largo del año entrenando con la primera plantilla y que tras el confinamiento es uno más, debutó en LaLiga Santander y aunque fueron apenas siete minutos, a buen seguro que guardará la camiseta como oro en paño porque, aunque ya jugó en Copa del Rey ante el Hospitalet, hacerlo en la competición liguera es otra cosa. Los abrazos que recibió al término del choque en Mendizorroza de jugadores como Soldado, Köybasi, Unai o Martínez fue la prolongación del cariño que recibió de Diego Martínez justo antes de entrar al césped en el minuto 89.

El momento

Restan quince puntos por jugar y las opciones matemáticas para jugar en Europa la próxima temporada están ahí. Al igual que sucediera hace poco más de un año cuando se peleaba por el ascenso, término que apenas se escuchó, en el seno del club la palabra Europa es una palabra prohibida a nivel público. Pelear por un objetivo tan bonito nadie lo esperaba pero está ahí. Otra cosa es que, para una entidad como la rojiblanca, sea beneficiosa de cara al futuro, ya no sólo a nivel económico que probablemente sí, sino en el aspecto deportivo.

La palabra Europa es una palabra prohibida a nivel público pero los momentos no hay que desaprovecharlos y la ambición existe de puertas para dentro

Jugar en tres competiciones el próximo curso sería un desgaste considerable para un club sin la estructura suficiente a todos los niveles a día de hoy para compatibilizar tanto encuentro. Pero los momentos no hay que desaprovecharlos y la ambición existe de puertas para dentro. Sería el remate a una campaña maravillosa. Otra cosa es que sea bueno de cara al futuro. Ejemplos hay muchos. El último, el Espanyol de este año que está a punto de descender a Segunda División.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios