Granada CF | Resaca en rojiblanco

La inflexibilidad con la norma lleva a la injusticia

  • Obligar al Granada CF a jugar con apenas jugadores de la primera plantilla desvirtúa la competición porque un equipo, la Real Sociedad, se encontró con tres puntos que a cualquier otro le hubiera costado más esfuerzo

El Granada jugó con su cantera en San Sebastián. El Granada jugó con su cantera en San Sebastián.

El Granada jugó con su cantera en San Sebastián. / LOF (San Sebastián)

Insólito. Éste es el adjetivo más suave con el que puede calificar lo ocurrido en la tarde del domingo en el Reale Arena. El Granada CF, que no tuvo amparo ni por parte de LaLiga ni de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), tuvo que saltar al terreno de juego el remozado estadio donostiarra prácticamente con lo puesto y tras llegar la ciudad conocida también como la Bella Easo poco antes a la cita.

En otras palabras, el conjunto que el pasado domingo dirigió en el banquillo Juan Carlos Fernández supervisado desde el confinamiento por Diego Martínez, fue poco más que como oveja al matadero porque nadie dudaba que ante tal panorama los tres puntos se iban a quedar en casa..., en la de ellos.

La expedición rojiblanca viajó a San Sebastián pocas horas antes el inicio del choque. La expedición rojiblanca viajó a San Sebastián pocas horas antes el inicio del choque.

La expedición rojiblanca viajó a San Sebastián pocas horas antes el inicio del choque. / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

Es cierto que en casi todas las quinielas la Real Sociedad era favorita en condiciones normales, pero nadie duda tampoco que sus jugadores tendrían que sudar tinta china si querían ganar a un conjunto rojiblanco que hubiera afrontado el choque en condiciones más normales. No fue un partido competido en el que sí hubo orgullo a raudales de un equipo, el nuestro, que dio la cara y se mostró orgulloso.

La norma

Con la normativa en la mano es cierto que todo lo sucedido puede ajustarse conforme a lo ordenado por los ‘legisladores’, aunque éstos se la han agarrado con papel de fumar y lo han interpretado todo al pie de la letra de una manera tan inflexible que muchos han mostrado sus dudas de qué hubiera pasado si lo ocurrido hubiera afectado a uno de los grandes. En el fondo, no hay ninguna duda: se hubiera accedido a lo solicitado, además, sin hacer demasiadas preguntas.

Machís, uno de los pocos de la primera plantilla que jugó en San Sebastián. Machís, uno de los pocos de la primera plantilla que jugó en San Sebastián.

Machís, uno de los pocos de la primera plantilla que jugó en San Sebastián. / LOF (San Sebastián)

A ver qué pasa ahora

Esto mismo se pregunta en la página de al lado el director general del Granada, Antonio Fernández Monterrubio. El Granada ha sido un conejillo de indias por ir de cara. A lo mejor, el club rojiblanco ha enseñado el camino y cuando se produzca un caso parecido en otro equipo quizá se 'lesionen' o 'enfermen' algunos jugadores a última hora para que no se llegue al mínimo de los cinco exigidos.

Y sí...

El Granada jugó en San Sebastián sin ninguna opción de sumar siquiera un punto. La Real Sociedad cumplió con su deber y, la verdad, no quiso hacer sangre. ¡Bastante tenía ya el conjunto rojiblanco! Eso sí, los donostiarras se encontraron con tres puntos prácticamente regalados. ¿Se imaginan ustedes que el conjunto txuri urdin gana la Liga por un punto de ventaja? El que quede segundo seguro que se acordará de como por el mes de noviembre el ‘campeón’ ganó tres puntos antes de tener que jugárselos en un partido de tú a tú.

Lo dicho, una ley se hace buena cuando es flexible y se atiene a las circunstancias y en las que el Granada fue a San Sebastián invitaban a no aplicar la norma al pie de la letra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios