León Tolstói El tesoro inédito de Tolstói

  • Acantilado acaba de publicar ‘El camino de la vida’, una obra hasta ahora inédita del escritor ruso y traducida por su biógrafa, prestigiosa la traductora Selma Ancira

El tesoro inédito de Tolstói El tesoro inédito de Tolstói

El tesoro inédito de Tolstói

El libro de Tolstói El camino de la vida (Acantilado), hasta ahora inédito en español, es “el fruto de toda una vida dedicada a la reflexión”, dice su traductora del ruso, Selma Ancira, Medalla Pushkin y Premio Nacional de Traducción, especialista en el maestro ruso y quien considera esta obra “un tesoro”. Sobre las razones por las cuáles este libro ha permanecido más de un siglo inédito en español, la también biógrafa del autor considera que se “estaba esperando su momento”.

“En ruso no hace tanto tiempo que por fin se publicó completo. Por lo general, el capítulo sobre el Estado había quedado fuera de las distintas ediciones. Y cuando se ha publicado en traducción a otros idiomas, casi todos los editores han optado por hacer una selección de los pensamientos, dejando fuera, además, el capítulo de Estado. Esto no sólo reduce el libro sustancialmente, sino que mutila la idea original de Tolstói”, explica.

“Cuando descubrí El camino de la vida, y lo descubrí por azar, sentí que había encontrado un tesoro. Como esos tesoros que por alguna razón permanecen ocultos durante años y años y que de pronto alguien, un ser afortunado, los encuentra y se los devuelve al mundo. Así me siento yo con este libro”, dice Selma Ancira en entrevista.

UN LUGAR DE HONOR

Sobre el lugar que este libro ocupa en la obra de Tolstói, dice sin dudarlo que se trata de “un lugar de honor” porque “por un lado, es un libro en el que Tolstói se encuentra rodeado de los grandes pensadores, filósofos, poetas de la humanidad” y “por otro, es el resultado de toda una vida de reflexión, de lecturas, de pensamiento”.

“Este libro no trata sólo de sabiduría, es una invitación que Tolstói le hace al lector para que encuentre en sí mismo y en sus semejantes lo mejor que hay en él. Aquello que lo hace ser verdaderamente un ser humano”, añade la traductora.

El camino de la vida está integrado por 31 capítulos, “cada uno dedicado a un tema fundamental como son la fe, el alma, el amor, la violencia, la desigualdad, la soberbia, la lujuria, la muerte, que Tolstói va hilvanando uno con otro en un intento de que el lector se vaya adentrando cada vez más profundamente en los temas y vaya adquiriendo conciencia de cosas en las que no necesariamente pensamos pese a que son fundamentales para poder llevar lo que él llama con acierto ‘una vida de bien’”.

TODO ES TOLSTÓI

Aunque se trata de una selección de pensamientos y reflexiones de grandes maestros, Ancira aclara que “todo el libro es Tolstói. Los pensamientos, las ideas, los refranes, las reflexiones, los pequeños fragmentos de sabiduría oriental, los versículos de la Biblia y las distintas sentencias que incluye en el libro están en armonía con el pensamiento del autor de Resurrección”.

También son acordes “con su manera de entender el mundo, con su lucha por ser cada vez mejor, por conquistar el derecho de llamarse a sí mismo Ser humano”, precisa.

Ella insiste en que, también como traductora, ha reconocido la voz de Tolstói en estos textos “en todo momento”. Autora del libro Así era Tolstói, sobre la posibilidad de que estas páginas inéditas puedan añadir algo a la idea que se tenía del maestro ruso sostiene que “Tolstói recorrió un muy largo camino durante su vida. El Tolstói de Infancia es uno, otro el de Guerra y Paz, otro más el de La historia de un caballo, por mencionar sólo tres momentos distintos”.

“Pero siempre vivió con una voluntad férrea de perfeccionamiento interior, que iba conquistando no sin esfuerzo. Este libro refleja la forma de ser y de pensar de Tolstói al final de su vida y da buena cuenta de su desarrollo espiritual”, comenta.

EL PROFETA

Como traductora, su principal reto al enfrentarse a El camino de la vida ha sido que “cada uno de los aforismos se sostuviera por sí mismo, y no perdiera fuerza dentro del tejido del texto”.

De la condición de “profeta” con la que tantos lectores veneran a Tolstói, Ancira dice: “No sé. Al ver lo maltrecho que está el mundo y las tristes inquietudes e intereses que imperan en este momento, yo diría más bien que es un libro que va a contracorriente”.

Y sobre si esta obra revela a un Tolstói ejemplo de “escritor comprometido”, ha respondido que “comprometido con sus ideas, con su necesidad de despertar al ser humano para que tenga mayor conciencia de lo que significa ‘vivir’, y un mejor entendimiento del papel que todo ser humano está llamado a desempeñar en este mundo”.

Ancira, también traductora de Dostoievski, Pushkin, Bulgakov, Pasternak y Tsvietaieva, entre otros autores rusos, y de Giorgos Seferis y Yannis Ritsos, entre los griegos, concluye asegurando que la publicación por primera vez en español de El camino de la vida, que también califica como “una joya”, supone “una aventura” que ha sido posible gracias a la editora Sandra Ollo, directora de Acantilado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios