GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Google nos escucha

Tengo la impresión de que estamos ante un asunto en el que la respuesta de los poderes públicos es insuficiente

Acabamos de saber que Google admitió este jueves que "expertos del lenguaje" contratados por la firma escuchan aproximadamente el 0,2 % de las conversaciones que los usuarios mantienen con su asistente virtual.

La televisión belga ya sido capaz de acceder a información de este caso, lo que le ha permitido identificar direcciones postales y otra información delicada en las grabaciones. En base a esto, la televisión belga pudo ponerse en contacto con las personas cuya voz había sido grabada y confirmar que efectivamente se trataba de ellos.

Esto significa que, al menos, una parte de esas interacciones no son completamente privadas y se estaría invadiendo la privacidad de nuestras comunicaciones, a la que todos tenemos derecho.

Así que nos enfrentamos con otro ejemplo concreto más de situaciones en las que se nos podría estar espiando para conocer cuestiones ligadas a nuestra privacidad; cuestiones que deberían ser sagradas para cualquier empresa, sea cual sea la razón y el motivo por el que se quiera acceder a esa información sobre cada uno de nosotros.

Este caso me trae a la memoria los recientes casos de filtraciones masivas de datos personales por parte de Facebook que han hecho que yo, por mi parte, abandone el uso de esta red social igual que han hecho millones de personas en todo el mundo.

Tengo la impresión de que estamos ante un asunto en el que la respuesta de los poderes públicos es insuficiente porque las redes y en concreto, Google, actúan a nivel global. Un espacio en el que el marco legal de actuación es insuficiente y que requiere establecer mecanismos que permitan pensar y repensar de qué manera se pueden reforzar y reformar las legislaciones dirigidas a proteger los derechos a la privacidad.

Pero también creo que no habrá garantías de que realmente se produzcan movimientos para la protección de la privacidad en espacios globales como la UE o incluso la ONU, si no consideramos en la sociedad que estas situaciones son un auténtico escándalo y exigimos ponerse ya manos a la obra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios