Salud sin fronteras

Toca protección

Son tiempos difíciles que requieren altura de miras, capacidad de anticipacióny colaboración ciudadana

Las autoridades sanitarias en España actúan frente a la Covid-19 decretando medidas de confinamiento perimetral, limitación nocturna de movilidad, limitación horaria a negocios y hostelería o prohibiciones en el número de personas que pueden estar en una reunión, entre otras.

La preocupación es máxima también en otros países de la Unión Europea hasta el punto de que, aún pretendiendo no llegar al confinamiento domiciliario, todo apunta a un nuevo cierre más o menos general. Se trata de evitar el colapso sanitario en los hospitales y, en especial, en las unidades de cuidados intensivos.

En Granada la situación es especialmente difícil ya que la capacidad asistencial comienza a estar en el límite y, por ello, estamos abocados a tener que decretar el confinamiento domiciliario y a presenciar dramas humanos como en la primera etapa de la pandemia. Siendo comprensible querer evitar las medidas más drásticas, lo cierto es que vamos tarde.

Pero además de las decisiones exigibles a las autoridades sanitarias de la Junta en el caso de Granada o al resto de autoridades en otras Comunidades y al Gobierno para toda España, los ciudadanos y ciudadanas tenemos una obligación: protegernos y proteger a los nuestros.

Evitar aglomeraciones, evitar contactos estrechos, usar mascarillas, mantener constante lavado de manos y cumplir las normas disuasorias que se imponen, es lo mínimo que debemos hacer para contribuir al éxito de esta batalla frente al virus.

Desde la máxima exigencia a las autoridades sanitarias para que actúen de manera anticipada a la evolución de la pandemia, también cabe reclamar la máxima colaboración a nivel individual. Pongamos nuestro granito de arena y esperemos que la decisión de confinamiento domiciliario que necesita Granada capital y su área metropolitana no se demore más para evitar pagar una factura muy costosa.

Son tiempos difíciles que requieren altura de miras, capacidad de anticipación y colaboración ciudadana para superar el impacto de un virus capaz de hacer mucho daño. Resistamos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios