El duende del Realejo

Y todavía falta 'El metro'

No desesperen, que estamos en Granada, bien lejos de Sevilla y todo es susceptible de empeorar

Según opinión de muchos granadinos, parece que lo más notable acontecido en las últimas semanas ha sido la apertura de puertas del centro comercial Nevada; con su subtítulo pomposo de "tiendas" en inglés, todo lo inglés queda muy bien; para darle así una cierta mayor resonancia y distinción; y ha venido a conllevar esa apertura de dicho descomunal y variado comercio, un caos del tráfico rodado, aún mayor del que ya disfrutábamos a ciertas horas del día, por los accesos desde prácticamente todos los pueblos de la cornisa sur del Área Metropolitana de Granada, a la propia ciudad. Y no sólo por la Ronda Sur, sino -y de modo muy especial- por el angosto acceso desde la autovía dirección desde Motril hacia el nuevo -y tan controvertido como incompleto- hospital del Parque Tecnológico de la Salud.

Las colas son inmensas, kilométricas, desesperantes y altamente contaminantes de los aires que envuelven el propio novísimo hospital, los distintos laboratorios de específicos farmacéuticos, facultades de Medicina, Ciencias de la Salud, Instituto Anatómico Forense y todas las demás "saludables" instalaciones de investigación más desarrollo, que en aquella zona se han edificado de nueva planta, como verdadera 'acrópolis' con profusión de 'templos' en los que se adoren las deidades de las ciencias que cuidan de nuestra sanidad y bienestar de cuerpo y de mente.

Una vez más, la genial administración de la Junta de Sevilla, junto a la de los ayuntamientos de Armilla y Granada, lo ha conseguido. Ha conseguido exasperar el aplomo y buen carácter del granadino trabajador y mañanero o transportador de estudiantes, o comprador vespertino, en sus decididos intentos de llegar a la ciudad de manera cotidiana, para hacer lo que mejor le venga en gana. ¿Y cómo? Pues muy fácil: aun previsto, desde años, lustros atrás, el desarrollo del tráfico en toda aquella zona interurbana de la metrópolis granadina y de las poblaciones del sur de la misma, aun sabiendo del importante desarrollo urbanístico del Campus de la Salud y conociendo la construcción de uno de los mayores centros comerciales de Andalucía, en las inmediaciones del otro lado de la autovía Jaén-Motril, los accesos, las salidas a todo este urbanismo de nueva planta, se han demorado de forma tal, que ha dado tiempo a que los diversos macrocentros de toda aquella zona sean puestos en marcha sin tener previamente resuelta toda la red de caminos y carreteras que debieran haber estado completamente acabados y en pleno servicio.

Hay que felicitar, pues, al responsable del urbanismo de la Junta de Sevilla y de los ayuntamientos de Armilla y otros. Han conseguido, con creces y generosidad, alargar día tras día las ya luengas y lentas colas, bien nutridas con las decenas de millares de automóviles y autobuses, además de motocicletas y camiones, todos con sus tubos de escape a pleno rendimiento y sus motores al ralentí que tratan de llegar, muchos en vano -y todos tarde- a sus destinos, desde el sur geográfico del Área Metropolitana, al Campus de la Salud o al centro Nevada.

Pero no desesperen, que estamos en Granada, bien lejos de Sevilla y todo es susceptible de empeorar. Desde hoy mismo comenzará a llover, según anuncian. Será maravilloso para los que somos urbanitas. Y lo mejor para el nuevo parque de atracciones que nos presentan, todavía -aunque estaba previsto que funcionase ya, menos mal- falta poner en marcha 'El Metro', que por aquella zona da varias revueltas, con lo que se vendrá todo esto a 'enfolliná' de manera estupenda, rotunda, redonda y definitiva. ¡Va a ser maravilloso, emotivo, mágico! ¿O no?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios