Alta Tensión en el Valle de Lecrín El Defensor del Pueblo Andaluz admite a trámite las quejas de los vecinos

  • Pide explicaciones a las consejerías de Industria y Desarrollo Sostenible acerca de un cambio de trazado del proyecto

Recreación de las torres de alta tensión a su paso por Albuñuelas Recreación de las torres de alta tensión a su paso por Albuñuelas

Recreación de las torres de alta tensión a su paso por Albuñuelas / Di No a las Torres

El Defensor del Pueblo Andaluz ha pedido a las consejerías de Industria y la de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible conocer su postura acerca del proyecto de Red Eléctrica de España (REE) para hacer pasar por el Valle de Lecrín la línea de alta tensión entre Benahadux y Granada.

El Defensor admite así a trámite las protestas de los vecinos del valle, que desde el pasado mes de noviembre protestan contra la instalación de más de un centenar de torres eléctricas durante un tramo de 46 kilómetros en una zona cuyo paisaje se encuentra protegido.

En un escrito remitido por la plataforma Di No a las Torres, los activistas confirman el apoyo del órgano social, que afirma que las quejas vecinales reúnen los requisitos formales en la Ley del Defensor del Pueblo Andaluz para ser admitida a trámite.

Por esto ha procedido remitir los informes de quejas a las Consejerías de Industria y Desarrollo Sostenible para "conocer sus postura respecto a las alegaciones vertidas por esta Plataforma y, en especial, sobre el impacto directo e indirecto en la zona, así como sobre las posibilidades que habría de variar el trazado buscando otros alternativos donde el impacto sea menor, u otro tipo de soluciones medioambientales".

La plataforma se muestra satisfecha porque el Defensor haya encontrado "justas" sus "reclamaciones frente al mega proyecto eléctrico de alta tensión de REE". "Ha acordado por tanto apoyarlas y ya ha iniciado acciones ante la Junta de Andalucía", añade.

Vecinos del Valle de Lecrín, en una manifestación contra las torres Vecinos del Valle de Lecrín, en una manifestación contra las torres

Vecinos del Valle de Lecrín, en una manifestación contra las torres / Carlos Gil

El proyecto de Red Eléctrica pretende instalar una red de alta tensión de 220 kilovoltios de doble circuito durante 46 kilómetros dentro del Valle de Lecrín, y que un tramo de unos 15 discurre en zonas especialmente protegidas que además suponen el principal atractivo turístico y social de la zona. La previsión es que la compañía levante 120 torres de acero en ese segmento. Además, también está contemplada la construcción de una subestación eléctrica de 14.000 metros cuadrados entre Saleres y Cónchar.

De esta forma, la plataforma se congratula de que el Defensor recoja sus denuncias acerca del "impacto socioeconómico que sufriría esta comarca, al haberse convertido el turismo vinculado al paisaje en el gran motor de la zona; en una actividad con la capacidad de atraer nuevos grupos de habitantes y de fomentar nuevos yacimientos de empleo sostenibles con el medio natural y cultural que la rodea".

Para Di No a las Torres, "es indudable que en caso de que el proyecto de REE siga adelante, se verán amenazadas tanto estas nuevas formas de desarrollo económico como los modos de vida tradicionales, teniendo en cuenta además que ambos aspectos se encuentran estrechamente vinculados. Y todo ello en una zona que décadas atrás estaba en una situación tremendamente difícil en términos demográficos, pero que progresivamente ha venido demostrando una importante recuperación frente a la despoblación que la caracterizaba". 

"Por tanto, el DPA tiene en cuenta las negativas repercusiones en el paisaje y la vida cotidiana de la población, así como en los precios de los inmuebles, que sufrirían una importante desvalorización debido al mencionado proyecto de REE", concluyen los vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios