Tecnología

Microsoft anuncia el despido de 18.000 personas

  • El consejero delegado de la compañía cree que la empresa tiene una plantilla "sobredimensionada". La mayoría de los afectados serán los trabajadores incorporados tras adquisición de Nokia.

El todopoderoso gigante mundial del software, Microsoft, anunció este jueves el mayor recorte de plantilla de sus 39 años de historia, en el que 18.000 personas perderán su empleo mientras la compañía estadounidense intenta simplificar su estructura de funcionamiento.

Desde que asumió el cargo el pasado 4 de febrero, el consejero delegado de Microsoft, el estadounidense de origen indio Satya Nadella, se ha mostrado decidido a reestructurar y "modernizar" una empresa que, a su juicio, está "sobredimensionada" en mano de obra y poco en línea con las nuevas tendencias en la industria tecnológica.

De los 18.000 empleos que la compañía ha anunciado que reducirá -que suponen un 14% de la plantilla-, la mayoría, 12.500, serán trabajadores que se incorporaron a Microsoft tras la compra de la división de teléfonos móviles de la finlandesa Nokia en abril pasado, así como puestos de Microsoft que se eliminarán porque ya quedan cubiertos por empleados de Nokia. Cuando Microsoft adquirió la división de teléfonos de Nokia se llevó consigo a unos 30.000 empleados de la empresa europea.

Nadella explicó en un correo electrónico remitido a los más de 125.000 empleados de Microsoft que "la búsqueda de sinergia y ajuste estratégico con la división de teléfonos de Nokia" les supondrá el despido a 12.500 trabajadores, "tanto a profesionales cualificados como a trabajadores de las fábricas"

El resto de recortes de personal se producirán en los departamentos de ventas, marketing e ingeniería del titán estadounidense. "Mi promesa es que llevaremos a cabo este proceso de la forma más considerada y transparente posible", se comprometió el consejero delegado con sus trabajadores.

Nadella explicó que, a partir de este jueves mismo y durante los próximos seis meses, se procederá a la eliminación de los primeros 13.000 puestos de trabajo, mientras que se espera haber completado la supresión del total de los 18.000 empleos el 30 de junio de 2015. La compañía no especificó cómo se distribuirán los recortes de personal entre las diferentes plantas y oficinas de que dispone en el mundo.

Microsoft es el último de los colosos tecnológicos de la década de los 90 en anunciar una drástica reestructuración de su plantilla, después de que el segundo mayor fabricante de ordenadores del mundo, Hewlett-Packard, indicase en mayo que eliminará 16.000 puestos de trabajo además de los 34.000 despidos ya anunciados. IBM empezó este año un plan de reducción del gasto por valor de 1.000 millones de dólares que incluye reducción de la plantilla.

La tendencia de estos tres gigantes informáticos ha sido la reorientación de sus productos hacia la tecnología móvil y la informática en la nube, dos frentes que a juicio de sus respectivos directivos deben hacerlos más competitivos en una industria en constante evolución y que durante los últimos años ha sido sacudida desde la base con la irrupción y consolidación de centenares de miles de pequeñas empresas. "Simplificaremos la manera de trabajar para lograr una mejor contabilidad, ser más ágiles y movernos más rápido. Como parte de la modernización de nuestros procesos de ingeniería, las expectativas que tenemos de cada una de nuestras disciplinas es cambiante", indicó Nadella a sus empleados.

Microsoft indicó que la reducción de plantilla tendrá un coste de entre 1.100 y 1.600 millones de dólares, que incluyen entre 750 y 800 millones en indemnizaciones por despido y otros conceptos, y entre 350 y 800 millones por cargos relacionados con los activos de la compañía. El anuncio de la empresa fue bien recibido por los accionistas en Wall Street, y a media sesión las acciones del gigante tecnológico subían un 1,84 % (0,81 puntos) en la bolsa de Nueva York, hasta situarse en los 44,89 dólares por título.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios