Exposición del fotógrafo granadino Jaime Cinca sobre Marruecos en la cafetería Cósmica Marruecos, tan cerca y tan lejos

  • Las ocho imágenes  de la muestra sobre detalles cotidianos son el inicio de un proyecto fotográfico más amplío sobre el país del Norte de África

Tan cerca y tan lejos. Marruecos es un país singular, todos lo son en realidad, todo depende del punto de vista con el que se mire. Moderno pero a la vez con un pie en el pasado, bullicioso pero con un cierto orden natural en el que todo funciona como el mecanismo de un reloj, acogedor pero hostil en algunas ocasiones.

A toda su idiosincrasia se suma la luz, la luz de Marruecos tiene algo que sólo tiene la luz de ese Atlántico que se funde con el Mediterráneo y que sublima su color.

"Sin entrar en diversos debates como el conflicto con el pueblo Saharaui u otros asuntos de calado que no voy a abordar, Marruecos es un país que te atrapa y ya no te suelta. Volveré una y mil veces, mi idea es volver y volver para retratarlo y documentar lo máximo que pueda. Esto es el inicio de un gran proyecto", detalla el alfacarino Jaime Cinca, periodista y fotógrafo (también fotoperiodista si es que no es lo mismo) que expone una serie de fotografías sobre el país africano en la cafetería Cósmica de la calle Gracia. Una muestra que se podrá ver durante todo el mes de noviembre.

Una mujer con su carrito de la compra pasea por el centro de Asilah Una mujer con su carrito de la compra pasea por el centro de Asilah

Una mujer con su carrito de la compra pasea por el centro de Asilah / J. Cinca

Está tan cerca, pero a la vez está tan lejos, Tánger, en un día despejado en el estrecho se ve desde Tarifa. Es como un viaje al pasado, pero en realidad es un viaje a otro continente. Es sorprendente de muchos aspectos, hay un equilibrio en el caos bastante atractivo, algo que se manifiesta indudablemente a nivel visual", asegura.

Marruecos, como ocurre con Estambul, es lugar de gatos Marruecos, como ocurre con Estambul, es lugar de gatos

Marruecos, como ocurre con Estambul, es lugar de gatos / J. Cinca

Según relata este fotógrafo la luz de Marruecos tiene algo difícil de describir, es algo que sólo se puede ver, muy complejo de narrar.

"Hice un viaje por placer en plan mochilero, y aunque a los ojos de un marroquí siempre eres un turista porque se te ve a la legua, te da espacio a mezclarte con la gente, con el bullicio, con el caos ordenado, pero no es difícil acercarse a la gente si lo haces desde el respeto", manifiesta Cinca.

Las playas en Marruecos son un lugar pintoresco. Es curioso ver cuando en un playa a la que no van turistas extranjeros una mujer foránea se desviste y se queda bikini Las playas en Marruecos son un lugar pintoresco. Es curioso ver cuando en un playa a la que no van turistas extranjeros una mujer foránea se desviste y se queda bikini

Las playas en Marruecos son un lugar pintoresco. Es curioso ver cuando en un playa a la que no van turistas extranjeros una mujer foránea se desviste y se queda bikini / J. Cinca

Las fotografías de esta exposición están escogidas minuciosamente, la serie sólo está compuesta por ocho, pero son el inicio de un proyecto más grande. Muestran pequeños detalles que a simple vista pasan desapercibidos pero encierran una lectura mucho más metafórica cuando se detiene la mirada en cada una de ellos.

"Ir a Marruecos y hacer fotografías que pudieran estar en cualquier catálogo de viajes es fácil, muy fácil, cualquiera se vendrá de Marruecos con un buen puñado de buenas imágenes publicables en cualquier página web de promoción turística del país, mucho mejores de las que pudiera hacer yo. A mí me interesa otra cosa, que tampoco tengo muy claro cuál es, pero que sólo he encontrado en ese país", detalla este incombustible artista de mirada crítica,mucho pulso y capaz de impregnar sus fotos de una narrativa muy potente.

Asilah se caracteriza por la potencia de su luz tan blanca. Es fácil perderse entre sus callejuelas para observar la vida. Asilah se caracteriza por la potencia de su luz tan blanca. Es fácil perderse entre sus callejuelas para observar la vida.

Asilah se caracteriza por la potencia de su luz tan blanca. Es fácil perderse entre sus callejuelas para observar la vida. / J. Cinca

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios