Vivir

Últimos retoques para encender la fiesta

  • La feria contará este año con 68 casetas y casi 800.000 puntos de luz

  • Los feriantes denuncian que llevan sin corriente eléctrica desde el pasado viernes

Comentarios 1

El recinto ferial de Almanjáyar Corpus ya está casi preparado para cambiar el repiqueteo de los martillos por el sonido de las rumbas y las sevillanas. Operarios y caseteros se encontraban ayer en la zona dando los últimos retoques para encender la fiesta. Unos trabajos que ayer comprobaron in situ el alcalde de Granada, Francisco Cuenca y el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid junto al presidente de la Federación de Caseteros, José Manuel López-Barajas. Allí, explicaron que este año el Ayuntamiento ha invertido más de 500.000 euros en mejoras de saneamiento, pavimentación y de la deteriorada red eléctrica que tantas quejas ha recibido por parte de los caseteros y feriantes que se instalan en el recinto durante los últimos años y que no llega a tener una solución.

La actuación municipal ha consistido en el rasanteo y compactación de la superficie de las calles con pavimento de albero y la revisión y reparación de las redes eléctricas. Además, se han colocado barandillas para separar el tráfico de caballos y el peatonal con una inversión de 297.000 euros. También se han realizado mejoras en cuanto al saneamiento a cargo de Emasagra y la pavimentación en la Plaza Caseteros y la calle la Reja por importe de 240.000 euros. En cuanto a la iluminación, se instalarán 783.818 puntos de luz de las cuales más del 80% son leds.

Tanto el alcalde, Francisco Cuenca como el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid, destacaron la magnífica labor de todos los trabajadores del Ayuntamiento para que el Corpus luzca todo su esplendor. En esta ocasión, el recinto contará con 68 casetas frente las 71 de 2017.

En el mismo día los feriantes que han venido para instalar columpios o puestos denunciaron que llevan desde el pasado viernes sin luz. Una situación que calificaron de "indignante" teniendo en cuenta que son más de 300 personas las que, con su casa a cuestas, se instalan en Granada durante la celebración. Ayer por la mañana uno de los afectados acudió al Ayuntamiento para buscar soluciones sin éxito. "No tenemos corriente eléctrica y no nos garantizan que la tengamos hasta el próximo viernes", aseguró este hombre quien remarcó que no pueden pasar ni un minuto más a oscuras. "Somos muchas familias con niños, nuestras caravanas son nuestra casa y dependen de esa luz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios