Opinión Invitada

Doñana, un compromiso tan claro como el agua

  • Heineken concluye su proyecto de compensación de agua en el Parque Nacional

Dehesa de abajo, Doñana Dehesa de abajo, Doñana

Dehesa de abajo, Doñana

En Heineken España, nos sentimos muy orgullosos de la labor que desarrollamos para proteger las fuentes de agua y alcanzar el balance hídrico neutro que nos hemos marcado como objetivo para 2020; es decir, ejercer un efecto neutro o incluso positivo en el medioambiente, devolviendo el agua que consumimos con nuestras operaciones.

Este compromiso responde a uno de los grandes retos de nuestros días: la escasez de agua, un recurso natural esencial para la vida, especialmente preciado en regiones con alto estrés hídrico como Andalucía; y para Heineken España, ya que la cerveza es agua en un 95%.

Para lograrlo, hemos puesto en marcha Water Balancing, un programa global integrado en la estrategia de sostenibilidad “Brindando un Mundo Mejor”, que contempla dos importantes proyectos de compensación de agua en Andalucía, “Doñana” y “Olivo”, con actuaciones concretas en las provincias de Sevilla, Huelva, Jaén y Granada.

Nuestra actividad en este ámbito supone importantes beneficios para el medioambiente y repercute directamente en el progreso sostenible de las comunidades en las que operamos, así como en la calidad de la tierra que trabajan nuestros agricultores, socios imprescindibles para Heineken, promoviendo un mejor uso del agua por parte de toda la población local. Por ello, estos proyectos se enmarcan en la cuenca del Guadalquivir, el río que nutre de agua a nuestras fábricas de Sevilla y Jaén.

Como resultado de estas actuaciones, ya hemos logrado compensar al medio mil millones de litros de agua solo con el proyecto “Doñana”, en el que Heineken España ha invertido más de 300.000 euros y un año y medio de trabajo.

Misión cumplida

La iniciativa, que acaba de culminar, ha sido desarrollada junto a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, representando un éxito de colaboración público-privada sin precedentes.

Estos excelentes resultados de compensación hídrica, evaluados por el Grupo de Dinámica de Flujos Ambientales de la Universidad de Granada, mejoran en más del doble los objetivos inicialmente previstos para el Proyecto Doñana y suponen un importante avance para alcanzar el balance hídrico neutro con el que Heineken España se ha comprometido para 2020.

Flamencos en la Dehesa de Abajo Flamencos en la Dehesa de Abajo

Flamencos en la Dehesa de Abajo

Las acciones desarrolladas dentro del Proyecto Doñana se han centrado en la restauración de tres humedales de este emblemático Espacio Natural Protegido -Laguna de la Dehesa de Abajo, en La Puebla del Río (Sevilla); Laguna de las Pardillas, en Hinojos (Huelva); y Laguna de San Lázaro, en Villamanrique de la Condesa (Sevilla)- así como en la creación de una nueva laguna, la Laguna del Lince, también en la localidad onubense de Hinojos.

Como resultado, se ha asegurado el carácter semipermanente de estas lagunas, mejorando su funcionalidad hídrica y ecológica.

"Estas intervenciones han minimizado las alteraciones en la dinámica hidrológica de estos humedales"

Además, los efectos positivos en el flujo del agua han incidido en una mejor captación de las aguas fluviales de estas lagunas, la recarga de sus acuíferos y la fortaleza y calidad del suelo, aumentando su capacidad de infiltración y su productividad con una menor erosión.

Asimismo, estas intervenciones han minimizado las alteraciones en la dinámica hidrológica de estos humedales, restaurando su capacidad de almacenamiento de agua y recuperando la importancia de estas lagunas como reguladores térmicos de su zona de influencia, lo que mejora la productividad y calidad del terreno.

Los proyectos de compensación de agua “Doñana” y “Olivo”, se completan con otras actuaciones como las realizadas en la cuenca del Júcar (Valencia), donde Heineken España ha puesto en marcha el proyecto “Cañaveral”; o con las intervenciones que pronto arrancarán en la cuenca del Jarama (Madrid), cubriendo así todas las regiones en las que opera.

Reducción del consumo de agua

El compromiso de la compañía con el balance hídrico neutro se completa asimismo con un exhaustivo programa de reducción del consumo de agua en sus fábricas, uno de los principales orígenes de su huella hídrica, que contemplan planes de eficiencia y ahorro. Con ellos, Heineken España ha mantenido el consumo de agua en 3,5 hl/hl durante los últimos dos años, alcanzando una reducción del 28,5% en la última década.

Todo ello, con un compromiso tan claro como el agua: devolver a su origen cada gota que utilizamos en la elaboración de nuestras cervezas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios