Sucesos

Investigada una joven de Alhendín por robar joyas en casas en las que trabajaba

  • No han podido ser recuperadas ya que habían sido vendidas por su pareja, también investigada, y posteriormente fundidas

Imagen de archivo de un robo de joyas. Imagen de archivo de un robo de joyas.

Imagen de archivo de un robo de joyas. / G. H.

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de investigados a una mujer de Alhendín de 28 años y a su pareja, de 33, como presuntos autores de un delito de hurto de joyas en la vivienda donde ella trabajaba como empleada de hogar.

La víctima es una anciana de 82 años que el pasado mes de diciembre acudió al puesto de la Guardia Civil de Armilla a denunciar que le habían robado todas las joyas que tenía en casa: dos anillos, dos juegos de pendientes y dos pulseras; y que no habían roto ni revuelto nada en el interior.

Los agentes acudieron a las joyerías y puntos de compraventa de oro más cercanos, tanto de Armilla como del vecino barrio del Zaidín de la capital, pero no encontraron pistas, por lo que ampliaron el radio de acción y, entonces sí, localizaron las joyas en un establecimiento de compra de oro en Puerta Real de Granada, donde un individuo las había vendido.

La Guardia Civil, que ha encontrado a los supuestos delincuentes en muy pocos días, identificó a este hombre y descubrió que es la actual pareja de la joven que trabaja como empleada de hogar para la denunciante, por lo que ambos fueron investigados por un delito de hurto.

Los agentes encargados de la investigación no han podido recuperar las joyas, ya que al haber transcurrido más de quince días, que es el plazo legalmente establecido durante el cual los compradores no pueden deshacerse o mandar a fundir las piezas de oro que compren, éstas habían sido fundidas, según la versión dado por el responsable del establecimiento a los agentes investigadores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios