Covirán Granada | A aro pasado

Que la fuerza les acompañe

  • El Covirán Granada afronta mermado por las lesiones el tramo más ilusionante de la competición liguera, con el 'play off' en el punto de mira

Guille Rubio, el referente del Covirán Guille Rubio, el referente del Covirán

Guille Rubio, el referente del Covirán / Álex Cámara (Granada)

Hace una semana el Covirán había certificado la permanencia en la LEB Oro. Ya se sabía hace semanas que el equipo de Pablo Pin había cumplido con el objetivo, pero 'doña matemáticas' siempre quiere en tener la última palabra en esas lides.

Y cuando los números ya no engañaban y ya de forma oficial se podía decir que se cambiaba el chip con el que se comenzó la temporada por otro que contempla como meta el play off, las lesiones hacen acto de presencia.

Justo en el momento en el que la competición se ha puesto más que ilusionante. Hasta entonces, algunos jugadores se habían perdido algunos partidos de forma puntual y casi siempre de uno en uno. Pero...

La ‘plaga’

... Alo Marín pisó a un compañero en un entrenamiento y se fastidió prácticamente para lo que resta de temporada. Casi al rato Bortolussi se lesionó en un gemelo y, como no podía ser de otra manera, luego el otro. Y como no hay dos sin tres... Sergio Olmos se hizo un hueco en la enfermería.

También cayó Josep Pérez, pero no del todo para al menos ayudar al equipo durante los minutos que su tobillo le ha permitido. Es digno de elogio el esfuerzo realizado por el base valenciano.

Contra viento y marea

Parecía que las lesiones iban a pasar factura en forma de resultados, pero he aquí que a pesar de los pesares se gana al Huesca, en el Palacio, y al Coruña, en la capital gallega.

Pablo Pin está gestionando bien las adversidades Pablo Pin está gestionando bien las adversidades

Pablo Pin está gestionando bien las adversidades / Álex Cámara (Granada)

Además, con escasos días de por medio entre uno y otro partido. No pudo ser en la visita del Valladolid. El pasado sábado las fuerzas flaquearon. Eran tres partidos en siete días y con el batallón en cuadro.

Hay que quedarse con que han sido dos de tres, algo que todos hubiéramos firmado con los ojos cerrados. El play off sigue al alcance de la mano y hay ganas de luchar por ello.

Lo positivo

Ante tanto hueco dejado por los lesionados, los sanos han tenido que dar un paso adelante. Entre ellos, hay que subrayarlo, un Devin Wright que no estaba teniendo suerte esta temporada pero cuando el equipo lo necesitaba ha sacado a relucir el baloncesto que lleva dentro.

Su actuación fue determinante en La Coruña y ante el Valladolid fue de los más destacados.

David Iriarte bregando con los jugadores del Valladolid David Iriarte bregando con los jugadores del Valladolid

David Iriarte bregando con los jugadores del Valladolid / Álex Cámara (Granada)

Sin quitar mérito a los demás –ahí está el partidazo de Corts ante el Huesca–, hay que quitarse el sombrero ante Guille Rubio. El pívot es, sin duda, el referente de un equipo en el que no hay individualidades. Durante la temporada está mostrando una regularidad increíble, pero si nos quedamos con lo último, el sábado ante el Valladolid, con un partido torcido desde el inicio y sin opciones durante casi todo el choque, negó la evidencia, se puso el mono, de fajó con todos y dio la cara.

Más de un jugador con galones en un partido semejante se habría dejado llevar y nadie se lo hubiera echado en cara. Aún en la derrota mereció ser MVP de la jornada, pero 'doña matemáticas' se dejó engatusar a última hora por Ben Lammers, del Bilbao Basket.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios