Puesta en servicio de los Avant Granada-Sevilla Día laborable: la primera prueba de fuego de la Alta Velocidad entre Granada y Sevilla

  • Un retraso de veinte minutos y una decena de pasajeros en el primer viaje entre las dos ciudades al inicio de la semana de trabajo

Salida del tren Avant Granada - Sevilla / Juan José Medina

Los trenes Avant entre Granada y Sevilla que desde ayer circulan uniendo de forma directa las dos ciudades tienen hoy su primera prueba de fuego en día laborable. Y como todo lo que es nuevo, todavía debe crecer. Un retraso y pocos usuarios desde Granada han sido las notas del primer viaje en un lunes a primera hora de la mañana.

Este servicio, inaugurado oficialmente ayer, transportó durante la jornada del domingo a unos 700 pasajeros en total entre las ocho frecuencias dispuestas entre Granada y Sevilla, cuatro por sentido, según ha avanzado Renfe a Granada Hoy, incluyendo las paradas intermedias en Córdoba, Puente Genil-Herrera, Antequera-Santa Ana y Loja

A estas se han sumado esta mañana cerca de una veintena de usuarios, de los cuales siete tomaron el tren desde Granada en el primer tren de la mañana con destino a Sevilla. De esas siete, más de la mitad, en concreto cuatro, no llegaron a la Estación de Santa Justa, terminando su trayecto en Córdoba, el destino más beneficiado de esta nueva relación con salida a las 6:40 horas.

Viaje en el Avant Granada-Sevilla / Juan José Medina

El perfil de los pasajeros a bordo respondía a un patrón generalizado de personas que viajaban hasta Córdoba y Sevilla por motivos laborales y estudiantes, destacando sobre todo los que ya cuentan con bono multiviaje o de ida y vuelta, que son más de la mitad de los que han tomado el tren Avant 8475.

Ya en días previos se apuntaba a que al tratarse de un nuevo servicio, debía producirse un tiempo de adaptación y de consolidación en la ciudadanía, que en Granada lleva cinco años sin usar el tren directo con Sevilla y ha hecho su costumbre viajar hasta la capital andaluza en vehículo propio o en autobús.

Precisamente hoy hace una semana se pusieron a la venta los billetes, lo que tampoco ha ayudado a que la venta haya sido más prolija por el poco tiempo de promoción y publicidad que ha tenido desde el anuncio del inicio de los servicios.

El panel informativo en la cabecera de la vía 7 de Granada, de donde ha partido el primer Avant del día El panel informativo en la cabecera de la vía 7 de Granada, de donde ha partido el primer Avant del día

El panel informativo en la cabecera de la vía 7 de Granada, de donde ha partido el primer Avant del día / J. J. Medina

El tren también salió con algo de retardo, unos diez minutos, a los que se acumularon otros ocho tras una salida dubitativa de Granada, cuando el tren se detuvo para reajustar tiempos con la gestión de tráfico y ha llegado a las principales paradas con una demora media de veinte minutos. Aun así, con la tempranera hora de salida del tren no ha levantado ninguna queja.

El viaje se hace realmente corto, o al menos esa es la sensación, a pesar de que en tiempos es parecido al que se emplea en vehículo propio. Los trenes S-114 de Renfe son veloces, estables y cómodos, con asientos espaciados y que cuentan con enchufe para conectar teléfonos u ordenadores. En cada uno de los cuatro coches, en la parte central, cuentan con mesas de trabajo.

A las 9:26 horas, con 21 minutos de demora, el primer tren de Alta Velocidad entre Granada y Sevilla en día de trabajo, completó su recorrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios