Tribunales

La Fiscalía de Granada pide 10 años al cabecilla de una banda de estafas con el lazo libanés

  • Con una base de operaciones en Santa Fe, la banda operaba en la capital, donde actuó hasta agosto de 2018.

El acusado será juzgado en dos sesiones en la Sección Primera de la Audiencia El acusado será juzgado en dos sesiones en la Sección Primera de la Audiencia

El acusado será juzgado en dos sesiones en la Sección Primera de la Audiencia / R. G.

La Fiscalía de Granada ha solicitado diez años de cárcel para un hombre acusado de liderar una banda criminal que, tras operar en diferentes puntos del país, se ubicó en Granada y estafó a una treintena de personas utilizando el método del lazo libanés en cajeros automáticos.

Según el escrito provisional de acusación del Ministerio Público, el acusado es Rubén S.S., de nacionalidad rumana y sin antecedentes penales, está considerado el cabecilla de una estructura criminal formada por al menos cuatro personas.

El acusado estaba especializado en estafas con el lazo libanés, un mecanismo para bloquear tarjetas de crédito cuando la víctima las introduce en un cajero automático para obtener además sus claves y luego utilizarlas.

La banda liderada por el acusado se asentó en Granada desde al menos el 16 de febrero de 2018 aunque antes estuvo estafando con el mismo proceder en otras ciudades del país como Gerona, Alicante, Algeciras o Murcia.

Con una base de operaciones en Santa Fe, la banda operaba en la capital, donde actuó hasta agosto de 2018.

Para sus estafas, actuaban en grupos de al menos tres personas y, tras una vigilancia del cajero, realizaban una doble manipulación.

Por un lado, utilizaban imanes, destornilladores, pegamento y, por otro, un modelo concreto de un móvil antiguo que encajaban en el cajero para grabar los movimientos de las víctimas y conocer el número secreto de cada tarjeta.

Con este procedimiento, bloqueaban la ranura de entrada de la tarjeta, forzaban un aviso de bloqueo en la pantalla del cajero y, cuando el usuario se iba, la recuperaban junto al móvil con las imágenes del PIN para sacar dinero y realizar compras.

Con este procedimiento, la banda liderada por Rubén actuó al menos en 29 ocasiones y estafó a sus víctimas entre 100 y 5.000 euros.

El resto de los miembros de la banda permanecen hasta el momento en paradero desconocido y se les investiga en otra causa.

La Fiscalía ha calificado los hechos como un delito de pertenencia a organización criminal, por el que ha solicitado cuatro años de prisión, un segundo continuado de estafa, por el que ha añadido seis años de cárcel y una multa de 3.600 euros, y un tercer delito de daños, por el que ha interesado una multa de 2.400 euros.

Según han detallado fuentes del caso, el acusado será juzgado en dos sesiones en la Sección Primera de la Audiencia de Granada, aun sin fecha hasta que se encajen las causas aplazadas durante la crisis sanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios