Fiscalía pide investigar la cuenta de Facebook del juez Manuel Piñar por presunto delito de odio

Tribunales

La Guardia Civil ya ha hecho pesquisas sobre los mensajes del magistrado que condenó a Juana Rivas en redes sociales, pero necesita una comisión rogatoria a Meta para obtener los datos de la cuenta

El fiscal delegado de Criminalidad Informática destaca el "perjuicio" para la función jurisdiccional, al tratarse de un juez en activo

El juez Manuel Piñar en una foto de archivo
El juez Manuel Piñar en una foto de archivo / G. H.

La Fiscalía Provincial de Granada ha pedido al Juzgado de Instrucción número 8 de esta misma ciudad que investigue una denuncia presentada contra el juez de lo Penal Manuel Piñar por los mensajes que contiene su cuenta de Facebook, al considerar el Ministerio Público que podrían ser constitutivos de un delito de odio. El magistrado, actualmente en ejercicio, adquirió mayor de relevancia pública tras su condena a Juana Rivas por sustracción de menores.

La cuenta de Facebook que aparece con el nombre y la imagen del magistrado está llena de mensajes contra colectivos de migrantes, feministas, partidos políticos de izquierdas, medios de comunicación y hasta magistrados, jueces y fiscales, según consta en una denuncia presentada por el abogado de Juana Rivas, Carlos Aránguez. La cuenta ya ha sido rastreada por la Guardia Civil, que incluso llegó a hacer una consulta a la red social para esclarecer la identidad real de la persona que hay tras ese perfil, pero la empresa remite a la sede de Meta en Irlanda, por lo que los investigadores necesitan una comisión rogatoria internacional, que depende del juez. Así lo hizo constar el instructor policial en un oficio del pasado 23 de enero remitido al Juzgado.

Una vez recibido el informe de la Guardia Civil, el 6 de febrero, el juez de Instrucción abrió diligencias previas por "posible infracción penal" y ordenó dar cuenta al fiscal. Pero ese mismo día, el juez dictó otro auto en el que acordaba no admitir a trámite la denuncia presentada por el letrado Aránguez contra el juez Piñar. A su juicio "no parece que el caso trasladado a conocimiento de la jurisdicción penal revista las características de dicha infracción penal", en alusión al delito de odio invocado en la denuncia.

El fiscal delegado de Criminalidad Informática y decano Penal de Granada, Francisco Hernández, ha recurrido esa decisión del juez instructor y le pide que revoque la inadmisión de la denuncia, así como la práctica de las diligencias de investigación necesarias para "acreditar el contenido de los mensajes, la difusión conseguida, los cambios producidos en los datos del denunciado y la repercusión" que han tenido, tanto en medios de comunicación como en otras redes sociales.

El análisis de las capturas de pantalla aportados por el denunciante (que tendrán que ser acreditados) "nos conduce a considerar que el conjunto de mensajes publicados a través del perfil Facebook del denunciado constituyen un discurso de odio que encuentra tipificación penal en el artículo 510.1 del Código Penal", según expone el fiscal en su escrito dirigido al Juzgado el 16 de febrero.

En particular, el representante del Ministerio Público destaca las "expresiones irrespetuosas hacia los colectivos de emigrantes o minorías étnicas". Pero también considera que hay otros muchos mensajes que conforman un "contexto que sirve para evaluar el carácter del discurso de odio de los mensajes difundidos por el denunciado". Se refiere a críticas a otros magistrados, jueces y fiscales, a las políticas de igualdad, al uso del término "feminazi" o al "desprecio" hacia ciertos partidos políticos, medios de comunicación o confesiones religiosas.

Diligencias del juzgado contra Manuel Piñar
Diligencias del juzgado contra Manuel Piñar

El hecho de que el denunciado, Manuel Piñar, sea magistrado en activo y "destinado a un órgano sentenciador" es para el fiscal un motivo de mayor preocupación en este caso. "Resulta muy embarazoso tener que admitir un procedimiento judicial por manifestaciones y expresiones vertidas por un magistrado-juez que han sido objeto de difusión a través de los medios". Alerta el fiscal sobre el posible "perjuicio al recto ejercicio de la función jurisdiccional" y que "pone en entredicho su imparcialidad".

Esta consideración del fiscal sobre la presunta interferencia de los mensajes en redes en la labor jurisdiccional del juez Piñar es especialmente importante porque entre este magistrado y el letrado de Juana Rivas hay una verdadera batalla judicial abierta, con denuncias cruzadas, que tienen como fondo la imparcialidad del juez.

Manuel Piñar denunció hace unos meses al abogado de la madre de Maracena, Carlos Aránguez Sánchez, al que acusa de haberle calumniado cuando declaró ante los medios de comunicación que el juez es "manifiestamente parcial".

El titular del Juzgado de lo Penal 1 de Granada presentó una querella contra el letrado por los presuntos delitos de calumnias con publicidad e injurias graves con publicidad. Estos llevan aparejados incluso penas de prisión. El asunto recayó en el Juzgado de Instrucción 5 de la capital, que llegó a ordenar la investigación de un chat de Whatsapp en el que había 103 periodistas de medios de todo el país, creado por el abogado de Rivas para facilitar información sobre su representada.

Por otra parte, el mismo juez denunció al letrado ante el Colegio de Abogados de Granada, que en octubre pasado decidió sancionarlo y suspender durante 45 al abogado del ejercicio de sus funciones por haber acusado al magistrado de "manifiesta parcialidad" durante el enjuiciamiento de Juana Rivas.

stats