Comunicaciones

Granada, sin interés para el nuevo operador ferroviario privado

  • Ilsa, el consorcio formado por Trenitalia y Air Nostrum, propone treinta servicios desde Madrid a todos los destinos AVE andaluces salvo el granadino a partir de 2022

Uno de los trenes Frecciarossa 1000 que circularán por Andalucía a partir de 2022, pero que no lo harán por Granada Uno de los trenes Frecciarossa 1000 que circularán por Andalucía a partir de 2022, pero que no lo harán por Granada

Uno de los trenes Frecciarossa 1000 que circularán por Andalucía a partir de 2022, pero que no lo harán por Granada / Wikipedia

Granada seguirá dependiendo de Renfe para tener trenes hacia Madrid. La ciudad se ha quedado fuera de las primeras propuestas de servicios ferroviarios remitida por Ilsa, una de las dos empresas privadas de transportes que resultaron agraciadas para operar en España a partir de finales de año, aunque la pandemia ha retrasado, al menos hasta 2021, su puesta en marcha. El consorcio, formado por la compañía estatal Trenitalia y la aerolínea Air Nostrum, presentó ante la CNMC su proyecto de líneas e itinerarios en los que tiene derecho a operar sin que el destino Granada aparezca en sus planes, como sí lo hacen desde Madrid para Sevilla, Málaga y Córdoba.

De entrada, Granada no estaba incluida en el paquete B de Adif con el que Ilsa (acrónimo de Intermodalidad del Levante SA), explotará las líneas Madrid-Barcelona, Madrid-Valencia-Alicante, y Madrid-Sevilla-Málaga. Ya en su momento el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias explicó que la ausencia de la provincia de este lote de adjudicación se debía a que, cuando se diseñó, la línea de Alta Velocidad Granada-Antequera no estaba operativa, por lo que no había datos sobre el funcionamiento de los servicios AVE sobre la misma.

Pero una vez abierta la línea, en concreto desde finales de junio del año pasado, y después de que Ilsa obtuviera los certificados y licencias correspondientes para operar durante el primer semestre de este año, la compañía de momento no ha tenido a Granada en cuenta en sus planes para funcionar, como sí ha hecho con las otras tres capitales andaluzas con acceso a la Alta Velocidad (Córdoba, Sevilla y Málaga).

El contexto tampoco ha ayudado. Cuando Ilsa presentó su propuesta de servicios el pasado mes de mayo, todavía en pleno estado de alarma y sin movilidad interprovincial, Granada subsistía con solo un tren diario a Madrid por sentido, situación que en la 'nueva normalidad' no ha cambiado, por lo que no hay, ni habrá a corto plazo, cifras de demanda reales como para ser tenidas en cuenta por un operador ferroviario privado.

La compañía acaba de comprar 23 trenes Frecciarossa 1000 para operar en España

Que Granada se quede fuera del interés de los operadores ferroviarios se expresa en la cantidad de servicios ferroviarios que ganarán Sevilla, Málaga y Córdoba con respecto a la provincia. Ya actualmente, y con los trenes reducidos todavía por la pandemia, las tres ciudades tienen muchos más servicios que Granada, donde a día de hoy solo hay 6 circulaciones de Alta Velocidad al día, mientras que en Córdoba son 53, en Málaga 22 y en Sevilla hasta 43, tanto entre ellas como con Madrid.

Ilsa propone para sus recorridos desde Madrid al sur 14 trenes diarios con Sevilla y Málaga, de los cuales habría que sumar otros dos en periodo estival solo con la capital hispalense, y todos ellos con parada intermedia en Córdoba. De esta forma, estos tres destinos ampliarían de forma considerable su oferta ferroviaria, que implicaría un descenso del coste de los billetes al entrar en competencia con Renfe. Unos teóricos beneficios de los que Granada no gozaría.

Estos servicios, además, estarían preparados para que Ilsa los empezase a operar el 1 de marzo del año 2022, y se implantarían de forma progresiva, con 20 circulaciones desde ese día, y otras 4 a partir de 2023, según los documentos remitidos por Ilsa a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, en los que presenta también sus propuestas para competir en rutas sometidas a la subvención de Obligación de Servicio Público.

Además, Trenitalia presentó hace pocas semanas el acuerdo para la compra de 23 trenes de Alta Velocidad destinados a nutrir a Ilsa del material rodante suficiente para realizar los servicios ferroviarios en España. El contrato, por valor de cerca de 800 millones de euros, se firmó con el consorcio Hitachi Rail y Bombardier Transportation para la fabricación de estos convoyes conocidos como Frecciarossa 1000, uno de los considerados trenes más rápidos de Europa (puede alcanzar los 360 kilómetros por hora) y uno de los más silenciosos y confortables. Durante la presentación del acuerdo, la firma italiana habla de que estos ETR 1000-V300 Zefiro, que tendrán como máximo 550 plazas, operarán desde Madrid hacia Barcelona, Valencia, Alicante, Sevilla y Málaga.

Otro tren al que Granada no se sube. Y este es de los buenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios