Covid-19

Granada supera en tres días los casos de coronavirus totales registrados en mayo, junio y julio

  • Agosto y septiembre duplican el número de contagios registrados entre los meses de marzo y julio

  • También septiembre se cerró con el tercer dato más malo en muertes

Señales indicadoras en la puerta del Hospital Virgen de las Nieves Señales indicadoras en la puerta del Hospital Virgen de las Nieves

Señales indicadoras en la puerta del Hospital Virgen de las Nieves / Jesús Jiménez (Photographerssports)

Es cierto que se hacen más test, y que por lo tanto matemáticamente pueden aflorar más casos. Pero los dos últimos meses de pandemia en Granada llevan una tendencia preocupante en cuanto a contagios. Entre agosto y septiembre se han contabilizado más casos que en los cinco meses anteriores de la crisis. Si entre marzo y julio el número de personas que contrajeron el coronavirus en la provincia fueron 2.961, sólo con los datos de este mes pasado la cifra supera la de los cinco meses previos (3.480). Si encima se le suma agosto el global de PCR que dieron positivos por Covid-19 se va hasta las 4.943.

Pero es que es más. El mes pasado se detectaron nada menos que 2.000 casos más que en el mes anterior y que los notificados entre febrero y marzo, los dos más duros desde que el SARS-CoV-2 se posó sobre tierras granadinas. Si la tendencia de los últimos días, con los últimos tres rozando la barrera de los 300 casos diarios, octubre puede batir ese récord. Y ya un indicador lo dice todo: en las anteriores 72 horas se han notificado en Granada 867 infecciones por PCR, una cifra mayor en tres días que en los meses de mayo, junio y julio en su conjunto (585).

Los datos y los números son demoledores en cuanto a la incidencia del coronavirus en la provincia, con cifras alarmantes pero que hay que poner en contexto. Febrero, marzo y abril, los meses más duros de la pandemia, sobre todo a partir del tercero, se saldaron en Granada con 2.376 contagios, según los datos que figuran en la web del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Una cantidad que está por debajo de los 3.480 casos del mes pasado. Sin embargo, la gran diferencia entre ambos periodos es el contexto. Entre febrero, fecha oficial del primer caso confirmado en Granada, y julio, momento en el que la provincia terminó su proceso de desescalada del confinamiento, el número de test realizados era mucho menor que el de ahora. La estimación explicación de fuentes sanitarias va en ese sentido y los expertos a nivel nacional indican que en los primeros meses se detectaban menos casos que ahora por simple capacidad del propio sistema.

De todas formas, la tendencia hacia un empeoramiento de la situación es demasiado fuerte. De los quince días con mayor número de casos registrados en una única jornada, y según los datos ordenados por fecha de diagnóstico en el IECA, once se han registrado en el mes de septiembre (luego hay tres en marzo y uno en abril); mientras que de los diez peores días, nueve han sido en septiembre, todos ellos además en la última semana (entre los días 22 y 29). Estos malos datos también ponen a septiembre como el peor mes desde que se empezaron a eliminar la trabas del confinamiento impuesto por el estado de alarma decretado por el Gobierno. Eso sí, y he aquí otra de las diferencias con los peores meses de la pandemia: los datos hospitalarios.

Así, septiembre concluyó con el ingreso hospitalario de 206 granadinos, de los cuales 10 han requerido y todavía requieren UCI. Estas cifras son las terceras peores desde el estallido de la pandemia tras el lapso febrero-marzo y abril, que alberga cifras mucho peores. Es más, en abril hubo 413 pacientes que requirieron atención hospitalaria en Granada, que son más del doble que los de este pasado mes, mientras que la cifra de 768 contabilizada en marzo hace que con el dato a 30 de septiembre haya un 27% menos de personas hospitalizadas en Granada. Es más, incluso añadiéndole al mes pasado los datos de agosto, la cifra (307) seguiría muy lejos de los más de 400 de abril. Prácticamente sucede lo mismo con las UCI. Septiembre se cierra con 10 ingresos, tercer peor mes pero lejos de los 34 de abril y los 100 de marzo.

De hecho, para encontrar un día de septiembre entre los peores en hospitalización hay que remontarse 22 puestos en la tabla para encontrar el día 18 con 17 ingresos. El peor de toda la pandemia fueron el 26 y el 27 de marzo con 75 entradas en cada uno. El día más duro en UCI fue el 23 de aquel mes con 10 entradas en 24 horas. Los peores de septiembre tuvieron 3 (los días 2 y 3).

Los fallecimientos también están lejos de los niveles de comienzos de la pandemia. Sin embargo, en septiembre han muerto más personas que en todos los meses de mayo, junio, julio y agosto juntos. Bien es cierto que este dato es que acumula más retraso, y los fallecidos este mes en su mayoría enfermaron tiempo atrás, y que muchos de los casos graves que hay ahora se contabilizarán en el mes de octubre, que en los primeros días igualó registros macabros con dos días seguidos con 9 decesos. Los 36 finados el mes pasado están lejos de los días más oscuros: los 106 de abril y los 178 de marzo.

En resumen, antes se detectaban menos casos y había más hospitalizaciones y muertes, y ahora se 'cazan' más positivos pero la hospitalización dista mucho de la vivida en los primeros días de la crisis, y que estuvieron a punto de saturar el sistema en Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios