La otra cara del Covid-19

Solidaridad puerta con puerta durante el coronavirus en Granada: la historia de Ángel y Lucía y su "regalo de Reyes"

  • Los pequeños encontraron en su puerta una caja con un sobre en la que había una sonrisa dibujada, un obsequio de sus vecinos en tiempos de confinamiento

Ángel y Lucía, con los dibujos que le han hecho a sus vecinos para agradecerles el regalo. Ángel y Lucía, con los dibujos que le han hecho a sus vecinos para agradecerles el regalo.

Ángel y Lucía, con los dibujos que le han hecho a sus vecinos para agradecerles el regalo. / G. H.

Como cada noche, Ángel, un vecino de Granada capital, salió de casa para tirar la basura, un quehacer cotidiano que, en tiempos de coronavirus, se ha convertido en un soplo de libertad para todos. Desde hace ya una semana permanece aislado en casa junto a Belén, su mujer, y sus hijos Ángel, de seis años, y Lucía, de ocho. La imaginación para crear juegos y actividades con los que entretenerse y, sobre todo, entretener a los peques se ha convertido en un hábito diario que la noche de este viernes tuvo un plus de ayuda (y solidaridad) por parte de eso que ahora parece tan lejano: el exterior.

Una caja frente a su puerta y un sobre azul con una sonrisa dibujada lo recibieron a la vuelta de su recorrido nocturno. "Buenas tardes, somos los Pacos, los vecinos de al lado. Os dejamos este juego para que os sigáis divirtiendo. Si necesitáis cualquier cosa, contad con nosotros, seguro que nos pilláis en casa. ¡Ánimo!", rezaba en una carta que se encontraba en el interior del sobre. Sus vecinos, un hombre de unos 50 años y un joven veinteañero que desde hace tres años viven puerta con puerta con ellos, les han cedido un juego de mesa para que Ángel y Lucía puedan seguir divirtiéndose durante el aislamiento.

Como un regalo de Reyes

El juego de mesa cedido por los Pacos para Ángel y Lucía. El juego de mesa cedido por los Pacos para Ángel y Lucía.

El juego de mesa cedido por los Pacos para Ángel y Lucía. / G. H.

"Papá fue de repente a tirar la basura y ¡nos encontramos con el regalo de los vecinos!, relata Lucía a Granada Hoy, un momento que tanto para ella como para su hermano fue casi como la mañana del 6 de enero, cuando la ilusión de los Reyes inunda las casas de los más pequeños. Eso sí, esta vez la sorpresa también fue para sus padres ante el bonito gesto del piso de al lado.

"Les hemos hecho un dibujo dando las gracias", cuenta el pequeño Ángel que, junto a su hermana, no tardaron la mañana de este sábado en probar el nuevo juego con el que pasar el confinamiento. Al igual que ocurrió con ellos, al día siguiente fueron sus vecinos quienes se encontraron con la sorpresa frente a su puerta cuando salieron a tirar la basura. Una muestra más de solidaridad en tiempos de cuarentena.

Ángel y Lucía, junto a su padre, disfrutan con el juego de mesa que le han dado sus vecinos. Ángel y Lucía, junto a su padre, disfrutan con el juego de mesa que le han dado sus vecinos.

Ángel y Lucía, junto a su padre, disfrutan con el juego de mesa que le han dado sus vecinos. / G. H.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios