GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Por estas fechas, el 18 de marzo pero de 1588, al demoler el alminar de la Mezquita mayor de Granada, para construir la Catedral, apareció una caja de plomo enterrada que contenía un pergamino enrollado y doblado, un lienzo de la Virgen con el niño en brazos y un hueso. El pergamino escrito en árabe, castellano y latín, con algunas letras en griego y símbolos, contenía una profecía de San Juan sobre el fin del mundo, el relato del viaje de San Cecilio desde Jerusalén, y el anuncio de la llegada de Mahoma en el siglo VII.

San Cecilio, arzobispo de Granada y ante su inminente martirio, habría encargado a su discípulo Patricio ocultarla para evitar que fuera profanado su contenido. En 1592 aparecen en la colina de Valparaiso, Sacromonte, unas planchas de plomo con 19 tratados de tipo religioso en árabe caligrafiado de una forma extraña. Los libros plúmbeos fueron condenados por la iglesia en 1682, pero no así las reliquias y la creencia de la fundación de la Iglesia de Granada por San Cecilio. Esta historia nos muestra los deseos de fundar la convivencia de musulmanes y cristianos en una Granada conquistada gracias a capitulaciones. La comunidad morisca y sus élites querían no verse relegadas a un estatus de segunda o tercera categoría. Pero también la jerarquía de la Iglesia granadina deseaba no ser una creación de hacía pocos años o tener un origen incierto, ser fundada por uno de los siete varones apostólicos, discípulos de Santiago el Mayor, designados por San Pedro y San Pablo a evangelizar Hispania, situaba a Granada al mismo nivel de Santiago de Compostela y le confería una autoridad y un gran prestigio. Así se ponen los cimientos teóricos de la Abadía del Sacromonte como uno de los lugares intelectuales más destacados de la contrarreforma católica.

Repasemos las investigaciones sobre el tema. Miguel Hagerty en su tesis doctoral y otros trabajos sobre Los libros plúmbeos ; Manuel Barrios Aguilera en Los plomos del Sacromononte: invención y tesoro y ¿La historia inventada?: los libros plúmbeos y el legado sacromontano; Francisco Javier Martínez realiza diversos estudios, entre otros su tesis doctoral: Cristianos y musulmanes en la Granada del siglo XVI, una ciudad intercultural: invención de reliquias y libros plúmbeos; José Alejandro Cárdenas Bunsen: La aparición de los libros plúmbeos y los modos de escribir la historia: de Pedro de Castro al Inca Garcilaso de la Vega.

En exposiciones destacar la comisariada por Javier Martínez Medina: Jesucristo y el Emperador cristiano, en donde se presentaron los libros plúmbeos devueltos por el Vaticano, en la Catedral de Granada. También la de Rafael Gómez Benito de sus cuadros inspirados en los grabados de las copias de los libros plúmbeos, que se le encargaron a Alberto Fernández en planchas de cobre, conservadas en el Museo Arqueológico de Granada, en la Casa de los Tiros. En el campo audiovisual mencionar el interesante documental El enigma de los libros plúmbeos, guión de Oscar Berdulias y protagonista Griselda Qamar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios