NBA Los Spurs y los Nuggets deciden en el séptimo partido; los Warriors esperan al sexto

  • El equipo de San Antonio empata la eliminatoria 3-3. Los Warriors dominan 3-2 a los Clippers.

Nikola Jokic entra a canasta. Nikola Jokic entra a canasta.

Nikola Jokic entra a canasta. / EFE

Los Spurs de San Antonio recuperaron de nuevo su mejor versión de equipo ganador en los playoffs y empataron a 3-3 la eliminatoria de primera ronda de la Conferencia Oeste que disputan al mejor de siete contra los Nuggets de Denver, lo que fuerza un séptimo y decisivo partido.

Mientras, los Warriors, que viajaron de nuevo a Los Ángeles, esperan cerrar la suya, que dominan por 3-2 ante los Clippers, en el sexto partido que van a disputar el viernes por la noche en el Staples Center.

Ambas eliminatorias son las únicas quedan sin definir de la primera ronda después que los Trail Blazers de Portland ganaron 4-1 la serie ante los Thunder de Oklahoma City y los Rockets de Houston hicieron lo propio ante los Jazz de Utah.

En la Conferencia Este ya están establecidas las dos semifinales con los duelos entre los Bucks de Milwaukee ante Celtics de Boston y los Raptors de Toronto contra los Sixers de Filadelfia.

Todo siguió igual entre los Spurs y los Nuggets después que el equipo de San Antonio ganó con facilidad, 120-103, a los Nuggets en el sexto partido.

La definición de la serie se dará en el séptimo partido que ambos equipos disputen el sábado, en el Pepsi Center de Denver, y el ganador se enfrentará en las semifinales a los Trail Blazers.

El ala-pívot LaMarcus Aldridge con 26 puntos y el escolta DeMar DeRozan, que también aportó 25 fueron la clave en la victoria de los Spurs, que tuvieron que superar los 43 tantos que consiguió el pívot serbio Nikola Jokic con los Nuggets.

Jokick, que aportó 27 puntos en la segunda parte, estableció la tercera mejor anotación individual en lo que van de playoffs, sólo superada por los 50 que consiguió el base Damian Lillard de los Trail Blazers y los 45 del alero Kevin Durant, de los Warriors de Golden State.

El pívot All-Star de los Nuggets, que estableció la mejor marca de puntos logrados por un jugador del equipo de Denver en los playoffs, también acabó el partido con un doble-doble al capturar 12 rebotes y dio nueve asistencias, lo que le dejó a una de su segundo triple-doble de la serie.

Aldridge también acabó con un doble-doble al capturar 10 rebotes y repartir cinco asistencias con los Spurs, que tuvieron el apoyo del ala-pívot Rudy Gay como sexto jugador al conseguir 19 puntos, capturó cuatro balones bajo los aros y dio dos pases de anotación.

El base Derrick White y el escolta Bryn Forbes con 13 y 12 tantos, respectivamente, completaron la lista de los cinco jugadores de los Spurs que tuvieron números de dos dígitos.

Mientras que como equipo acabaron con un 57 y 42 por ciento de acierto en los tiros de campo y de triples, respectivamente, además de capturar 41 rebotes por 37 de los Nuggets, que perdieron en todas las facetas del juego.

"Las cosas que cambiamos nos trabajaron bien esta noche y ahí estuvo la clave del triunfo", declaró el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich. "Cuando llegas al séptimo partido todo puede suceder, pero el equipo ya ha demostrado que luchó y eso es lo que realmente cuenta".

Popovivh dirigió el partido número 283 de playoffs y superó al legendario Pat Riley en el segundo lugar de la lista de todos los tiempos, que encabeza Phil Jackson con 333 después de haber entrenado a los equipos de los Bulls de Chicago y Los Angeles Lakers.

Los Spurs como equipo también superaron los 40.000 puntos anotados en partidos de playoffs y se unieron a los históricos Celtics de Boston, Lakers y Sixers de Filadelfia como los únicos que lo han conseguido en la historia de la NBA.

Los Spurs ahora tienen marca de 23-9 en los partidos de playoffs disputados contra los Nuggets, que no han ganado una serie a San Antonio desde 1985.

Los Warriors no quieren vivir la experiencia de un séptimo partido ante los Clippers, y mucho menos después de las dos derrotas sorpresas que ha sufrido en su campo del Oracle Arena, donde tendría que jugarse.

De ahí, que lleguen al Staples Center para seguir con la racha ganadora de las victorias que consiguieron en el tercero y cuarto, respectivamente.

"Sabemos perfectamente que no hicimos bien las cosas al final de los partidos que perdimos en nuestro campo y por lo tanto eso tendrá que cambiar en el sexto", destacó Steve Kerr, entrenador de los Warriors. "No entendimos que los Clippers son un equipo que lucha de principio a fin y no te da un descanso, sin importar lo que señale el marcador".

Kerr reconoció que su equipo falló en el juego interior a la hora de capturar los rebotes y espera que eso no vuelva a suceder en el sexto partido.

"El base Patrick Berverley busca siempre el enfrentamiento pero dentro del reglamento y nos hizo mucho daño con el teatro que le pone a cada acción, pero también con su juego al capturar 14 rebotes, su mejor marca como profesional", valoró Kerr. "Debemos estar más centrados en defensa, energía e intensidad y nuestros problemas se resolverán".

Por su parte, el entrenador de los Clippers, Doc Rivers, dijo que la mentalidad de su equipo será la misma de toda la serie, de salir a luchar cada balón y buscar la manera de lograr la victoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios