Granada

Desconcierto en la Costa de Granada ante el anuncio de la monitorización de madrileños

  • Ayuntamientos como el de Salobreña piden a la Junta que aclare cómo se haría ese seguimiento

  • Desde Almuñécar aseguran que "ahora mismo hay más extranjeros que madrileños y se hace difícil encontrarlos"

Desconcierto en la Costa de Granada ante el anuncio de la monitorización de madrileños Desconcierto en la Costa de Granada ante el anuncio de la monitorización de madrileños

Desconcierto en la Costa de Granada ante el anuncio de la monitorización de madrileños

La capital sigue en el punto de mira. Tanto en la primera como esta actual segunda oleada de coronavirus, la "madrileñofobia", ese temor a que sus turistas propagaran la infección, se instaló en la opinión pública. Nadie quería ver a un madrileño ni en pintura, "pero ese no ha sido el caso de Almuñécar", aclaran desde su Ayuntamiento. El anuncio de la Junta de monitorizar sus segundas residencias en la costa andaluza para controlar posibles nuevos focos del virus es "un toque de atención", explican desde el consistorio, donde ven "difícil" encontrar madrileños porque están muy "restringidos y condicionados". Tanto en el municipio sexitano como en Salobreña no saben cómo se realizará ese seguimiento y piden a la Junta que lo aclare.

En ambos municipios, dos de los más visitados de la costa granadina, se preguntan cómo realizarán el seguimiento. "Estamos dispuestos a ofrecer toda la colaboración que nos pidan, pero no aclaran nada", indican desde Salobreña: "Que se pongan de acuerdo y nos lo digan. Los consejeros deben aclarar cómo los municipios deben aplicar esto". En Almuñécar subrayan la dificultad para identificar a los madrileños, pues pueden disfrutar de su estancia en la costa y pasar completamente desapercibidos. Solo si necesitan asistencia médica tienen que identificarse: "Como no pretendan hacerlo a través de las tarjetas de seguridad social...".

El Ayuntamiento de Salobreña señala también que municipios turísticos como el suyo "ahora mismo no tiene medios para llevar a cabo un control tan exhaustivo y específico como como es la monitorización" y que su Policía ya está "muy atenta" al flujo de tráfico o el uso de mascarillas. 

Además, el número no es el mismo de otros años. En Salobreña, su mayor flujo viene de la propia Andalucía, en especial Jaén, Córdoba y Granada; y después Madrid. Lo mismo sucede en la localidad sexitana, donde el 40% de turistas ha sido granadino, seguido del malagueño, cordobés y sevillano. "Madrid ha ocupado una parcela importante pero no este año. En condiciones normales repercutía mucho; cuando hay fiesta en Madrid, la costa hace caja". Ya en temporada baja turística, "hay muy pocos madrileños y se hace difícil encontrarlos". De hecho, aclaran, hay más europeos que madrileños, especialmente alemanes, franceses o belgas que tienen un "pasillo seguro" y están "bien afincados".

Es una cifra pequeña que queda reducida a algún apartamento de segunda residencia y jubilados, a pesar de que las cifras de verano fueran buenas. Las restricciones de movilidad en Madrid condicionan la llegada de turistas de la capital en fechas como puentes, fiestas o fines de semana. Desde Almuñécar también alertan sobre una posible futura apertura de Sierra Nevada, que funcionaría como un nuevo polo de atracción de turistas entre los que, claro está, se encuentran unos madrileños a los que, según el consejero de Salud, Jesús Aguirre, "Andalucía siempre ha dado la bienvenida".

Fue el propio Aguirre quien anunció esta semana este seguimiento para conocer si se incrementa el número de positivos. Ha apuntado que se trata de un control del posible aumento de casos en centros de salud, hospitales o áreas sanitarias de las zonas en las que los madrileños tienen segundas residencias, zonas de playa localizadas en Málaga, Cádiz, Almería y Granada. "En cuanto se vea un aumento importante del volumen de positivos en estas zonas, se hace un testeo en toda la zona y se hace además de manera continua", detalló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios