Aeropuerto de Granada La conexión con Madrid pierde 15.000 pasajeros en un año

  • La caída de usuarios de la conexión Barajas-Granada coincide con las críticas a los altos precios

  • Iberia no tiene aún decidida la supresión de los vuelos de las 7:00 y las 21:50

Un Bombadier CRJ-1000 de la ruta con Madrid, recién aterriza en Granada Un Bombadier CRJ-1000 de la ruta con Madrid, recién aterriza en Granada

Un Bombadier CRJ-1000 de la ruta con Madrid, recién aterriza en Granada / Carlos Gil

Comentarios 4

El replanteamiento que Iberia está haciendo estos días sobre dos de los vuelos que conectan Granada con Madrid está levantando ampollas en el sector turístico, empresarial y político de la provincia.

Dos conexiones con la capital de España vitales para, sobre todo, para aquellos que toman el avión por motivos laborales, ya que la compañía piensa suprimir el primer vuelo de la mañana (que despega a las 7:00 horas) y el último de la noche (de vuelta a Chauchina y que sale de Barajas a las 21:50 horas).

De momento, la aerolínea no tiene tomada una decisión en firme y sigue trabajando en su programación veraniega, según informaron fuentes de Iberia a esta redacción.

Madrid es la segunda conexión que mayor tráfico de personas mueve de todo el Aeropuerto Federico García Lorca (211.367 pasajeros), sólo por detrás de la de Barcelona, por la que circulan el doble que con la capital (491.938), según los datos de Aena recogidos hasta el pasado noviembre.

Esta posible supresión, por ejemplo, obligaría a una persona que hiciera un viaje de negocios desde Granada a esperar hasta casi el mediodía para fijar cualquier reunión en la capital, ya que el siguiente vuelo arribaría a Barajas a las 11:20 horas, y a adelantar la vuelta, ya que el último avión partiría desde el Adolfo Suárez a las 20:20 horas, según los horarios actuales.

Cualquier cita matinal anterior a esa hora obligaría al viajero a mirar, casi como única alternativa, el autobús o el coche propio, ya que sólo el servicio de tren de AVE con autobús haría que el pasajero arribara a la capital pasadas las 10:30 horas, como muy pronto. Por la noche las opciones se reducen más todavía. Cualquier negocio que requiera una cita tardía tendría como única alternativa el autobús.

Una faena en la que Granada se ha puesto en pie de guerra para reclamarle a Iberia, que opera esta ruta en alianza con Air Nostrum, que mantenga ambos vuelos y las cinco frecuencias diarias del aeródromo de Chauchina con Granada durante los días laborables.

Las estadísticas de Aena indican que la salud de la conexión entre Madrid y la capital de la nación se mantenía estable. En 2017 transportó a un total de 246.905 personas mientras que en 2018, a falta de los datos registrados el pasado diciembre, la cifra es de una caída de 15.367 pasajeros (211.367).

Eso sí, si hay algún dato que avale que Iberia se esté planteando cancelar los dos vuelos de las 7:00 y las 21:50 horas, está en la variación interanual de la cifra de pasajeros entre Granada y Madrid en los meses de septiembre, octubre y noviembre. Con respecto a 2017, la caída es de 1.754, 1.508 y nada menos que de 2.524 viajeros respectivamente.

Esta caída abrupta de un año a otro coincide con el peor dato mensual de la conexión Granada-Madrid desde enero de 2017 (17.277). El pasado noviembre, 17.650 personas realizaron este trayecto aéreo, apenas 1.689 más que en el mes de julio, un mes vacacional en el que los viajes de trabajo se reducen drásticamente.

Además, los 17.650 viajeros que usaron el Granada-Madrid son prácticamente 4.000 menos que en el mes anterior de octubre (3.830 pasajeros menos). Esta cifra, además, supone estar por debajo de la media mensual de usuarios de este servicio, situada en 19.215,2 personas.

Casualidad o no, esta reducción del número de pasajeros de la conexión Granada-Madrid por aire coincide con el encarecimiento de los billetes para este vuelo, que el pasado diciembre rondaron los 199 euros de media durante la semana del lunes 10 al domingo 16.

Durante esa semana, los vuelos entre el aeródromo granadino y el madrileño no bajaron de los 200 euros para la conexión de las siete de la mañana durante los días laborables, y para un sábado y un domingo fueron de 187 y 189 euros, respectivamente.

Los representantes políticos de Granada en el Congreso de los Diputados, Elvira Ramón y Gregorio Cámara (PSOE) ya consideraron estos precios como “desorbitados” el día en el que la ciudad recuperó la conexión directa con Madrid a través de línea ferroviaria con el Talgo.

A este malestar también pusieron voz en los últimos días los diputados nacionales del PP, Santiago Pérez, y de Cs, Luis Salvador, además de la sección sindical de UGT en el Aeropuerto de Granada, que no se explican que Iberia se plantee suprimir dos vuelos que han transportado a 60.000 pasajeros y que ha tenido una ocupación media superior al 80%.

Iberia no ha aclarado todavía los porcentajes de ocupación de los dos vuelos que están en el aire para su programación veraniega, ya que son datos “muy sensibles” que pueden afectar también a la “competencia”, según fuentes de la compañía, pero en ningún momento dan por cancelados estos servicios.

Pero lo cierto es que Iberia poco a poco ha ido ‘delegando’ el vuelo Granada-Madrid a Air Nostrum. Hasta el mes de marzo, ambas compañías operaban esta ruta, pero con prevalencia del gigante nacional, que en enero y febrero transportaba a más pasajeros que la otra y que utilizaba un avión de mayor capacidad, un Airbus 319 con capacidad para unas 140 personas.

El sindicato UGT recordó esta semana que cuando esta conexión funcionaba de esta manera, “la mayoría de los días la ocupación superaba los cien pasajeros por vuelo”.

Sin embargo, a partir del mes de abril Iberia dejó de operar en esta ruta, la única con la que esta compañía trabaja desde Granada, para que lo hiciera de forma exclusiva Air Nostrum, franquiciada de Iberia desde 1997.

Líneas Aéreas del Mediterráneo empezó a operar esta línea con las mismas frecuencias, pero con un avión de menor tamaño, un Bombardier CRJ-1000 que tiene una capacidad inferior a la del Airbus, de unos 100-104 pasajeros, que según los sindicatos ha provocado problemas también de capacidad de equipaje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios