AVE Granada - Sevilla | Inauguración Los trenes Serie 114, los mejores para los Avant

  • Tienen una velocidad comercial de 250 kilómetros por hora aunque pueden alcanzar los 270

  • Su capacidad es de 237 plazas, mide 107,9 metros y está compuesto por cuatro coches

Un tren Avant 114-006 en la Estación de Granada Un tren Avant 114-006 en la Estación de Granada

Un tren Avant 114-006 en la Estación de Granada / J. J. M.

Renfe decidió hace meses que los trenes que utilizará para realizar los servicios Avant entre Granada y Sevilla sean los Serie 114, a diferencia de los que operan entre la capital andaluza y Málaga habitualmente, los 104 (que también estuvieron en pruebas por Granada recientemente).

Estos trenes son los mejores para este tipo de servicio con los que cuenta el parque rodante de Renfe, según maquinistas consultados por esta redacción. Aparte de su comodidad en la conducción y su rapidez, destaca su estabilidad gracias a sus ocho bogies motores y, sobre todo, su fiabilidad, ya que dan muy pocos fallos.

Son vehículos fabricados por la multinacional francesa Alstom en su fábrica de Barcelona en 2009 y de los que Renfe tiene 20 unidades (3 de ellas funcionarán en Granada). Se trata de un automotor eléctrico de alta velocidad que mide 107,9 metros de longitud, un ancho de 2,9 metros y una altura de 4,1. Su velocidad máxima es de 270 kilómetros por hora, que en servicio comercial es de 250 kilómetros por hora, lo que técnicamente los diferencia de los AVE y tienen la denominación de Velocidad Alta. Los convencionales que antes funcionaban entre las dos ciudades tenían un tope de 160.

Cuentan con 237 plazas en total, de las cuales una está destinada a personas con movilidad reducida, repartidos en cuatro coches, siendo dos de ellos cabeza motora. Este tren no cuenta con cafetería para estos servicios regionales.

Estos trenes se desempeñan habitualmente en las conexiones Madrid-Valladolid, y los que se utilizan desde ahora entre Granada y Sevilla circulaban hasta octubre en la relación Barcelona-Tarragona-Lleida. Su traslado a Andalucía provocó las quejas de los usuarios catalanes por cambiar a un tren S-121 algo más incómodo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios