GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cambia, todo cambia

(E)lección en Granada

Es importante apoyar el municipalismo del cambio, apostar por un proyecto granadino y transversal

El domingo nuestro país dio una lección de dignidad y de futuro. Las elecciones marcan una victoria clara de la España diversa, que quiere vivir en un país donde mujeres y hombres nos sintamos a gusto, independientemente del lugar que habitamos, de las lenguas que hablamos, de nuestro origen étnico o de nuestra orientación sexual. Igual que en el 15M, pero esta vez en las urnas hemos dejado claro que no nos representan ni la corrupción, ni el machismo, ni la xenofobia, ni el nacionalismo que no quiere el diálogo, ya sea centralista o periférico.

Ahora el gobierno debe ser valiente y abordar las reformas que necesita nuestro país. La mejor garantía para que esto ocurra es que la movilización electoral se intensifique y en las próximas elecciones municipales se refuercen las candidaturas del cambio que desde 2015 están activando proyectos reales que han mejorado la vida de millones de personas. En el gobierno y en la oposición centenares de agrupaciones municipalistas como Más Madrid, Barcelona en Comú o Vamos Granada han demostrado que se puede gobernar de otra manera y que es más fácil de lo que parece desmantelar la corrupción en las instituciones.

Extrapolando los resultados de las generales existe el riesgo de que gracias al apoyo de Cs y la ultraderecha, nos gobierne Sebastián Pérez, el presidente del PP con más sospechas de corrupción en Andalucía. La falta de criterio del susanismo granadino, encabezado por el alcalde de las muchas fotos y los pocos hechos, sitúa a nuestra ciudad en una posición difícil. Por eso aquí es más importante si cabe apoyar el municipalismo del cambio, apostar por un proyecto granadino y transversal. Un grupo como el de Vamos Granada que ha demostrado ser el principal martillo contra la corrupción que ha diezmado nuestro Ayuntamiento, mientras el resto de partidos no han querido limpiar la institución.

Marta Gutiérrez, Mayte Olalla, y Lola Ruiz representan a un equipo con una enorme capacidad de gobierno. También han sido adalides de la denuncia y el control de las tropelías que los partidos hacen en contra de Granada para contentar a sus jefes de Sevilla o de Madrid. Los votos que estas tres magníficas concejalas pueden arrastrar de todos los sectores de nuestra ciudad serán decisivos para que la ultraderecha no meta mano en nuestro Ayuntamiento y para que tengamos por fin un gobierno que se preocupe de Granada, que disminuya el desempleo, la contaminación, y la saturación turística, siguiendo los ejemplos de las ciudades del cambio. No se olviden de estas lecciones de gobierno ni tampoco de la lección electoral del domingo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios