GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cambia, todo cambia

Granada for Future

Yo acuso a Sebastián Pérez de pretender devolvernos a tiempos oscuros. Hay que evitar el regreso al pasado

Las generaciones milenial y posmilenial que según el discurso del poder eran una pandilla de nihilistas, ha resultado que por el contrario están muy preocupadas por la situación del planeta. Miles de jóvenes han activado un movimiento global que han denominado Viernes por el Futuro (www.fridaysforfuture.org). De este modo, la esperada primavera ecologista muy lejos de ser nihilista se ha definido con un lema totalmente opuesto al carpe diem que en este caso sí es predominante en los centros donde un reducido grupo de políticos y banqueros siguen tomando decisiones que ponen en peligro la vida humana en la tierra.

No hay tiempo que perder. Para que podamos tener un futuro, para que nuestros hijos y nuestras hijas puedan aspirar a una vida decente ya no basta con darles una buena educación, ahora es esencial detener el cambio climático, la degradación de la biosfera (suelos, aire, agua, ecosistemas…) y la voraz maquinaria del consumo industrial que sigue esquilmando los recursos naturales y vertiendo cantidades excesivas de residuos.

Mañana 15 de Marzo esta juventud comprometida con su futuro, y también con el nuestro, nos convoca a una jornada mundial de movilizaciones que tiene su eco local en la concentración que se celebrará a las 12 de la mañana en la Plaza del Carmen, que bautizamos como Plaza del Pueblo en otro 15M en el que también reclamábamos que no éramos, y que no somos, mercancía en manos de políticos y banqueros.

En Granada sobran los motivos para movilizarnos por el futuro pues los estragos del cambio climático amenazan seriamente a territorios como el nuestro, incluyendo sequías pertinaces y sustanciales aumentos de temperatura. Es necesario denunciar el nefasto papel del gobierno municipal obligando a la retirada de un jardín vertical en el centro de nuestra ciudad, mientras otras ciudades los promocionan para mitigar los efectos del cambio climático.

Además hay que evitar el regreso al pasado. Yo acuso a Sebastián Pérez de pretender devolvernos a tiempos oscuros promoviendo más carreteras como la autopista de la Alhambra que afectaría a nuestro bien más preciado, incrementando el tráfico y la contaminación, y favoreciendo tanto el cambio climático como el deterioro de nuestra salud. Ya tuvimos suficiente con la tropelía de su progenitor y otros gobernantes franquistas que acabaron con nuestra hermosa red metropolitana de tranvías.

Hay que escuchar a nuestra juventud, apostar por el futuro y atender a las demandas de Granada que ha demostrado un interés enorme en un transporte sostenible como el Metropolitano que debería ampliarse urgentemente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios