Tribuna

Jesús Fernández

Parlamentario de Adelante Andalucía por Granada

¡Las venus de Salar se quedan en casa!

Las administraciones deberían catalogar la villa romana como Bien de Interés Cultural y aportar financiación suficiente para las próximas excavaciones

Salar exhibió las dos Venus en el punto de información del Ayuntamiento. Salar exhibió las dos Venus en el punto de información del Ayuntamiento.

Salar exhibió las dos Venus en el punto de información del Ayuntamiento. / Álex Cámara

Érase una vez un pequeño pueblo del poniente granadino llamado Salar que descubrió en las más profundas de sus hermosas raíces un entorno para envidiar, una villa romana. Con el paso del tiempo y tras numerosas excavaciones que se realizaron a pulmón por parte de este ayuntamiento (las dos últimas) descubrieron dos magníficas venus (Púdica y Venera) que se convirtieron en dos símbolos que presidían su entorno museístico.

Tal ha sido la trascendencia del descubrimiento de estos hallazgos que, actualmente, Salar no se entiende sin su villa romana y esta sin las venus que aparecieron junto a los mosaicos y las teselas de escenas de caza allí existentes en el yacimiento. De ahí que si se produce la partida de dichas venus hacia el Museo Arqueológico de Granada supondría la orfandad del patrimonio histórico y cultural salareño.

Este hecho sería un enorme varapalo para el municipio del Poniente granadino que lucha diariamente, al igual que ocurre en numerosos pueblos de nuestra comunidad, con la despoblación. Actualmente son numerosos los factores que condicionan el fenómeno de la Andalucía vaciada por lo que se debe apostar por varias vías para hacerle frente que pasan por: blindar los servicios públicos en estas poblaciones y fomentar la conservación patrimonial y cultural.

Y es una tarea pendiente con Salar por parte de las administraciones puesto que su ayuntamiento hace un esfuerzo titánico para realizar unas excavaciones puntuales que sufragan a pulmón. A esta enorme tarea se une la apuesta por fomentar un turismo sostenible de calidad.

Una acción que se puede ver in situ en el municipio salareño dónde hay una colaboración muy estrecha entre el pequeño comercio local y las distintas administraciones a través de un proyecto denominado El rincón de Venus, que consiste en un lugar en el interior del entorno museístico donde artesanos de la zona venden sus productos temáticos: pan romano, abalorios, menú romano, aceite.

Ante la partida inminente de sus venus, el pueblo de Salar ha mostrado su sentir ante este hecho. ¡Las venus se quedan en casa! Eso han gritado las más de mil salareñas y salareños que han salido en esta semana a la calle pidiendo a la Junta de Andalucía que reconsidere la decisión de privarles de las venus que se descubrieron en su hermosa Villa Romana.

Financiación suficiente y la declaración BIC

Pero no solo debemos solicitar esta medida, sino que las administraciones deben aportar de financiación suficiente para llevar a cabo las excavaciones en las próximas anualidades además de declarar Bien de Interés Cultural (BIC) el yacimiento y la excavación arqueológica o realizar la adecuación de la vía para dar más seguridad a los autobuses de las y los escolares.

Esperemos que esta historia termine con las venus custodiando y observando el ir y venir de generaciones de salareñas y salareños desde la vitrina de su pueblo tal y como llevaban haciendo desde hace siglos desde lo más profundo de las tierras fértiles del arroyo de Salar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios