Salud sin fronteras

Psicología y salud

La falta de psicólogos clínicos es manifiesta con cifras muy lejos de la media europea

Llevamos ya una larga serie temporal en los últimos años en los que se están dando a conocer datos alarmantes con respecto al aumento de problemas de salud mental.De hecho, son cada vez más frecuentes los problemas de ansiedad, la depresión, los trastornos de la conducta y de la personalidad, los trastornos del aprendizaje e incluso suicidio.

Hay muchos factores que pueden estar condicionando este crecimiento de la incidencia y de hecho se argumenta que es consecuencia de los cambios sociales y del impacto de la crisis económica, que genera con frecuencia situaciones de estrés emocional, desarraigo y un largo etcétera de penosidades y situaciones de vulnerabilidad.

Varios son los informes que alertan del aumento de los problemas de salud mental en España durante los últimos años y que ponen en evidencia que un tercio de la población adulta sufre un trastorno mental siendo los más frecuentes (en orden de mayor a menor incidencia) los siguientes: trastornos de ansiedad (14%), depresión unipolar y trastornos afectivos (7%), trastornos somatomorfos (5%), dependencias de sustancias (3,5%), trastornos psicóticos (1,2%).

A estos, siguen otros como los trastornos de la conducta alimentaria, de la personalidad y los trastornos del sueño. Solo el suicidio, por ejemplo, provoca en Espaa más muertes que los accidentes de tráfico, y se ha visto una tendencia al alza a partir de 2011.

El coste de la enfermedad mental es altísimo también, y se calcula que alcanza los 83.000 millones de euros, sumando costes directos e indirectos, es decir un 8% del PIB español, más alto que el gasto sanitario público total.

Esta situación creo que se está presentando con un sistema sanitario que no está bien preparado para afrontarla con solvencia. Y en esta realidad se echa en falta una mayor presencia de profesionales de la psicología que permitan un refuerzo y una mejora del abordaje de los problemas de salud mental trabajando en conjunto y en equipo con otras profesiones sanitarias.

Si nos centramos en los psicólogos clínicos, en el SNS en comparación con otros países de Europa la escasez es manifiesta y las cifras están muy por debajo de la media europea.

La ratio de profesionales en el sistema público no llega a 4,5 psicólogos clínicos por cada 100.000 habitantes, lejos de los 18 de ratio europea y de los más de 50 de Alemania o más de 70 en Suecia y Finlandia. La Comisión de Sanidad, Política Social y Consumo del Congreso de los Diputados aprobó ya en 2010 un Informe elaborado por la Ponencia de Estudio sobre las necesidades de recursos humanos en el SNS, donde se reconocía que se necesitaban al menos 7.200 psicólogos en nuestro Sistema Nacional de Salud y que habría que aumentar las plazas de formación de especialistas y para ello, estudiar cómo realizar ese aumento.

Creo que se hace necesario abrir un debate y tomar decisiones en relación a como se debe plantear el necesario aumento de las plazas PIR. Al mismo tiempo puede ser necesario proceder a un estudio de evaluación de efectividad comparada que permita hacer recomendaciones específicas sobre la incorporación de la prestación de psicología clínica dentro de la cartera de servicios de atención primaria.

Es un debate de interés general. La psicología puede ayudar a ofrecer más calidad a nuestra sanidad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios