Infraestructuras ferroviarias

Una red de Cercanías cubriría casi la mitad de la población de Granada

  • Daría servicio a casi 400.000 personas y 19 municipios, lo que supone el 44% de la provincia

  • La plataformas y la Mesa del Ferrocarril aspiran a crear una línea Loja-Granada-Guadix

Algunos servicio de Cercanías en Andalucía se prestan con Media Distancia Algunos servicio de Cercanías en Andalucía se prestan con Media Distancia

Algunos servicio de Cercanías en Andalucía se prestan con Media Distancia / Álex Cámara

El tren no es sólo el AVE. Es más que eso. Son las mercancías, los Cercanías y los Media Distancia. En el momento de mayor división institucional acerca sobre el modelo de transporte ferroviario al que debe aspirar la provincia (alcaldía y empresarios votan por fortalecer el AVE; oposición, sindicatos y asociaciones por esto mismo y además fomentar el uso del tren convencional), Granada se encuentra en la encrucijada de mantener al pulso, una vez arribada la Alta Velocidad, por recuperar el uso del tren entre la ciudadanía con servicios cercanos y asequibles alejados de los lujos que suponen los AVE y los futuros Avant de media distancia.

Una de las aspiraciones que manejan los componentes de la ya devaluada Mesa del Ferrocarril es también un anhelo desde hace décadas: la creación de una red de Cercanías en Granada. En concreto, en la última reunión de la Mesa se habló, de forma poco concreta, de aspirar a una “línea que vertebre” la provincia. Ahondando en ello, el sindicato CCOO proponía unas Cercanías Loja-Granada-Guadix, que aprovecharía las actuales líneas existentes y que no necesitaría de una nueva infraestructura.

¿Sería posible? ¿Granada realmente lo necesita? En España existen 18 provincias en las que se prestan este tipo de servicios ferroviarios de proximidad. Normalmente se asocia a grandes capitales como Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia, pero también hay provincias con el mismo o menor número de habitantes que Granada que tienen al menos un tren de Cercanías.

Más en concreto, hay seis con menor número de empadronados que cuentan con este tipo de servicios (Tarragona, Córdoba, Girona, San Sebastián, Santander y Lleida), y una con un rango similar (Zaragoza). Granada, según los últimos datos de población del año 2018, cuenta con 912.075 habitantes en total.

¿Por qué entonces provincias como Lleida, que tienen casi medio millón menos de habitantes que Granada, cuentan con una línea de este tipo para vertebrarla? Cuestión de voluntad, en muchas ocasiones, política. Pero también de éxito de la infraestructura y de costumbre de los habitantes en utilizar el tren, algo que en Granada, con el progresivo desmantelamiento de líneas y el aislamiento sufrido desde el corte de la línea Granada-Antequera por las obras del AVE, ha expulsado a muchos potenciales viajeros.

Una única línea Loja-Guadix-Granada absorbería al 43,7% del total de la población de la provincia

Zaragoza cuenta con AVE desde hace mucho, Tarragona forma parte de las Cercanías de Barcelona, al igual que Girona y Lleida, mientras que San Sebastián, por su condición de fronteriza y las características, tanto orográficas como demográficas de su territorio, cuenta no sólo con Cercanías si no con los servicios de vía estrecha de Euskotren. Algo similar sucede con Cantabria, mientras que Córdoba es un nudo ferroviario desde 1992, aunque es ahora cuando está tratando de implantar un servicio metropolitano de Cercanías.

Los Cercanías de Málaga llegan del centro al aeropuerto Los Cercanías de Málaga llegan del centro al aeropuerto

Los Cercanías de Málaga llegan del centro al aeropuerto / Javier Albiñana

Para garantizar el uso de este servicio de proximidad, sujeto en casi todos los casos a Obligaciones de Servicio Público, uno de los parámetros es medir a cuánta población cubre. Y un Cercanías en Granada, con las actuales peticiones de la Mesa del Ferrocarril sobre el tapete, puede considerarse completamente factible. De implantarse la deseada línea Loja-Granada-Guadix, el porcentaje de población que tendría acceso a este tren se aproximaría a la mitad, el 43,7%, con 16 estaciones o apeaderos, dando servicio a 19 municipios y recorriendo 132,5 kilómetros.

Esto tiene sus pros y su contras, sobre todo en comparación. Sería la línea más larga de todos los Cercanías que hay en provincias similares, la que cubriría menos municipios y la que tendría menos estaciones. Sólo Girona, cuya línea de Rodalies, recorre 181 kilómetros (una buena parte de ellos en Barcelona), se aproxima a esa distancia, aunque doble la cantidad de paradas y poblaciones donde para. Aun así, la RG1 sólo da cobertura al 30,4% de la provincia gerundense.

Sin embargo, esta linea de Cercanías sería la tercera que más población abarcaría por cantidad total de todas las redes de provincias similares a Granada, después de Zaragoza (685.482 personas) y Guipúzcoa (429.438 habitantes). La gran diferencia con estas dos conurbaciones es que la única línea zaragoza da cobertura al 70,8% de la ciudadanía total de esa provincia, mientras que en la vasca ese porcentaje baja pero sigue siendo mayor que el de Granada (59,7% frente al 43,7%).

Una de las opciones que se podrían manejar, y que asemejarían los posibles Cercanías de Granada con los de sus semejantes es dividir la línea en dos: Granada-Loja (C-1) y Granada-Guadix (C-2). La primera se extendería por 51,9 kilómetros para dar cabida al 35,5% de la población de la provincia, mientras que la segunda, de 80,6, englobaría al 33,6%. Siguen siendo porcentajes mayores que en Girona (30,4%), o Tarragona, cuyas dos líneas de Rodalies acogen al 32,5 y 34,6% del total de habitantes de la provincia, y eso que la RT1 discurre por Tarragona, Vilaseca y Reus, tres de las poblaciones más habitadas.

Con respecto a Andalucía, todas las líneas de Cercanías tienen una cobertura de la población que roza el 40% (la media es de 42,1%). Sólo hay tres con porcentajes similares a las que se podrían dar en las dos posibles líneas de Granada. Las C-2 y C-4 de Sevilla, que sólo dan cobertura a la capital hispalense, cubren el 35,5% igual que la propuesta C-1 Granada-Loja, y la C-2 de Málaga, que pasa por cuatro municipios y da servicio al 37,9% de la provincia. Si se dejara el de Granada en una sola línea entraría en parámetros de cobertura próximos a las líneas C-3 de Sevilla, C-1 y C-2 de Cádiz, y C-1 de Málaga y Córdoba.

Aún así, siguen siendo porcentajes pequeños para esas dos líneas, y suficiente si las Cercanías granadinas fueran consideradas de una línea. Sin embargo, precisamente la creación de un tren de proximidad, con un servicio de calidad y un buen número de frecuencias puede contribuir a 'rellenar' esa España Vaciada que ahora tanto lucha por ganar habitantes y comodidades frente a las grandes urbes. Vertebrar la provincia a través del tren, como pretenden las plataformas ferroviarias y los colectivos, instituciones y organismos cuya concepción del tren va más allá que los AVE y Avant.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios