Entrevista con Inmaculada López Calahorro, subdelegada del Gobierno en Granada

“Las trabajadoras de la Subdelegación me decían que por fin había una mujer”

  • Se trata de la primera mujer en ponerse al frente de la Subdelegación del Gobierno en Granada

  • Dar respuesta ante la inmigración o disminuir la violencia de género, entre sus grandes retos

La subdelegada del Gobierno, Inmaculada López Calahorro, posa para la entrevista con Granada Hoy La subdelegada del Gobierno, Inmaculada López Calahorro, posa para la entrevista con Granada Hoy

La subdelegada del Gobierno, Inmaculada López Calahorro, posa para la entrevista con Granada Hoy / Carlos Gil

A principios de julio, con el cambio de Gobierno, cruzó “totalmente sola” la puerta del Palacio de los Müller. Fue a presentarse a los trabajadores y notó “el peso” de una institución “que había sido siempre gobernada por hombres”. “Por fin una mujer aquí”, le comentaron algunas de las funcionarias, algo que le sirvió para coger aún más fuerza con la que hacer frente la “gran responsabilidad” que supone ponerse al frente de la Subdelegación del Gobierno. Tras 40 años de democracia, Inmaculada López Calahorro (Granada, 1968) ha sido la primera mujer en ocupar el cargo de subdelegada en Granada, “un gran honor” que contará “a sus nietos”.

López Calahorro, que es doctora en Filología Clásica, ha sido diputada de Cultura, directora de Museos y Promoción del Arte de la Junta de Andalucía y directora del Patronato Federico García Lorca, reivindica el papel de la mujer, el impulso a los derechos sociales y la importancia de “confiar en partidos constitucionalistas” para continuar avanzando como sociedad. Desde su puesto tiene que hacer frente a grandes retos como la violencia de género, la seguridad de la provincia, la inmigración o la llegada del AVE a Granada de la que a mediados de enero se arrojará algo más de luz.

–Hace 15 días se recuperaba la conexión ferroviaria por la línea de Moreda. ¿Y el AVE? ¿Hay avances en las pruebas?

–Se está estudiando el tema de la seguridad y la señalética con las vías, el entendimiento que es como se llama, y eso lo sabremos en la segunda quincena de enero.

–También se pedía la vuelta del tren-hotel con Barcelona.

–El ministro de Fomento, José Luis Ávalos, a petición, entre otros, del presidente de la Diputación, José Entrena, se ha comprometido a estudiar la viabilidad, pero datos ahora no tenemos.

–Otro de los grandes proyectos en materia de infraestructuras es el eje eléctrico Caparacena-Baza-La Ribina. Se dijo que se iba a presentar el proyecto el pasado septiembre, pero no se sabe nada más. ¿En qué punto está?

–Va muy bien, todo en tiempo. Estaba ahora mismo en exposición pública.

–¿Se sabe el plazo para que comiencen las obras?

–La exposición pública terminaría ahora en diciembre. Luego hay que estudiar las alegaciones que haya y se finalizaría la primera fase. Va todo en tiempo y sobre la marcha.

–Nada más aterrizar en verano tuvo que enfrentarse a la llamada Crisis Humanitaria por la inmigración, ¿cómo se ha gestionado este tema?

–Nos encontramos sin ninguna infraestructura adaptada ni preparada, sin tener ninguna solución que permitiera que la gente estuviese contenta para afrontar estas llegadas. No sólo ha sido en verano, antes ya se venía triplicando el número de inmigrantes y en lo que va de año han llegado más de 8.500. No había otros espacios y hemos intentado dar una respuesta digna tanto a las llegadas como a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que trabajan en ellas. Primero fue habilitar el polideportivo en Motril, pero era julio y a final de agosto tenían que cerrarlo y no había otro sitio donde acoger a los cerca de 200 inmigrantes que cabían en él.

López Calahorro es la primera mujer subdelegada del Gobierno en Granada López Calahorro es la primera mujer subdelegada del Gobierno en Granada

López Calahorro es la primera mujer subdelegada del Gobierno en Granada / Carlos Gil

–Ahí se instalan las tiendas de campaña...

–Hay que agradecer a la Unidad Militar de Emergencia (UME) que en dos días montó el campamento. Era de tiendas pero estaban bien acondicionadas. Incluso se le ofreció a la prensa para que lo visitara y lo vieran, porque tenían condiciones térmicas adaptadas. Eso nos ha permitido atender a unas 1.600 personas entre septiembre y octubre, porque se instaló a final de agosto, y con unas condiciones dignas, que es muy importante.

–Los sindicatos de Policía denunciaban que las condiciones no eran las adecuadas y una de las quejas era que en Motril había tiendas, mientras que en Cádiz sí se instalaron módulos prefabricados desde el principio.

–Porque en Cádiz hubo mayor problema antes. En la zona de San Roque, por ejemplo, llegaban más masivamente que aquí y tuvieron que afrontarlo con esos módulos y muchas más cosas. A parte, ellos tenían una nave en el área portuaria que pudieron aprovechar, cosa que nosotros no tenemos. Es decir, que las condiciones eran las que eran en un sitio y otro.

Aquí en cambio estamos a la intemperie y hay que agradecer al Puerto que nos ofreciese ese sitio, que tiene desagües y enganches a la luz, lo cual permitió que las tiendas pudiesen montarse en dos días. Al margen de eso, una cosa importante que se hizo es coordinar la llegada de inmigrantes en Andalucía Oriental. Nos organizamos para dar una respuesta y que puedan trasladarse a Almería, Granada o Málaga, en función de espacio.

–¿De cuántas plazas dispone Granada ahora mismo?

–Hay 160 aproximadamente, entre los módulos y el antiguo Centro de Acogida Temporal de Extranjeros (CATE), pero se está trabajando en mejorar las condiciones próximamente y también para la Policía, que es la que se enfrenta a esta tarea, para que pueda tener mejores condiciones. Es decir, que no hemos parado de trabajar en dar solución a algo donde no había nada. Eso es dar respuesta. Por supuesto que no es lo mismo no tener un edificio, que tener uno acondicionado, eso hubiera sido buenísimo para todos, pero las condiciones eran esas.

"El EVA-9 no se habilita porque está en Motril y la gente, la alcaldesa con ellos, se opuso diciendo que allí no se hacía”

–¿Y el EVA-9? ¿Por qué no habilitarlo como se había previsto con el gobierno anterior?

–No se habilita porque está en el municipio de Motril. La gente se opuso, salieron en manifestaciones, la alcaldesa con ellos, diciendo que allí no se hacía. Eso ocurrió con la época del anterior subdelegado y a mí se me trasladó igual, entonces nosotros también le hemos dado respuesta a eso y nos hemos quedado en el Puerto, al igual que se ha hecho en Málaga y en Almería, al municipio no se le involucra. Se ha seguido en la misma línea y también quiero dejar claro que nunca ha habido lluvia con gente allí [en el campamento]. Es decir, hemos atendido a todo eso.

–Aunque los módulos están instalados, tienen plaza para medio centenar por lo que se sigue utilizando el antiguo CATE, pero estaba previsto que se interviniera porque se denunció que no reunía las condiciones adecuadas. ¿Cuándo se va a hacer?

–Se está trabajando para dar una solución mejor.

–Pero seguimos sin plazos...

–Todo depende del nuevo curso presupuestario y una serie de cosas que sabemos que funcionan así. Insisto, la noticia es dime tal día o la hora, pero se están trabajando las cosas. No hemos parado de trabajar en ningún momento.

–Nadie duda de que se esté trabajando, pero, por ejemplo, hace una semana hubo inmigrantes que fueron trasladados a Granada capital por la falta de espacio...

–Distribuimos entre Almería, Granada y Málaga, y la Policía trabaja distribuyendo en función de las posibilidades. Es cierto que hay días que a lo mejor no llega nadie y otros en los que la llegada es más masiva y hay que atender a eso. Comprendo que haya quejas y quiero dar gracias a la Policía Nacional porque son quienes se encargan en materia de extranjería.

"En cuanto al catálogo de puesto de Policía no estamos tan mal. Estamos bien a nivel de efectivos”

–Una de las reivindicaciones de la Policía Nacional es el hecho de actualizar los catálogos de puestos porque denuncian que están anticuados y no se adecuan a las necesidades de la población. ¿Hay previsión para ello?

–El año que viene saldrán de la academia más de 2.000 policías y el Ministerio del Interior los distribuirá en función de las necesidades. Nosotros en cuanto a lo que es nuestro catálogo, no estamos tan mal, estamos bien a nivel de efectivos. No hay que olvidar que hemos pasado por una crisis, que ha habido tasa de reposición cero, que es a partir de hace un par de años cuando se ha podido empezar a incrementar las plazas de oferta pública y se están formando ahora mismo.

Este año hemos tenido aquí más de 30 policías en prácticas y con ellos hemos reforzado Motril y también policías que han venido a Granada que se han derivado para reforzar en materia de inmigración. Claro que hay carencias, en la administración pública las hay, pero ya están empezando a convocarse esas plazas y será el Ministerio del Interior el que decida.

–¿Granada es segura?

–Eso es una cosa importante: en delitos hemos bajado. Estamos en un 37,1%, por debajo de la media andaluza un 2% que está en un 39,6%, mientras que la nacional se sitúa en un 45% aproximadamente. Es decir, que se está trabajando muy bien, se esclarecen mucho más delitos, creo que un 2% más en comparación con el año pasado.

Estamos en una provincia segura y eso hay que transmitirlo. ¿Carencias? Las hay, pero se está trabajando en ello y el compromiso del Gobierno es seguir ampliando este refuerzo en materia de seguridad.

–Ha habido muchas quejas en el Área Metropolitana, se decía que habían aumentado los delitos. ¿Se ha hecho algún plan especial?

–La competencia es de la Guardia Civil. Lo que son decomisos, sobre todo de droga, no paran. Se está trabajando muy efectivamente, hay más delitos pero porque se está actuando más y decomisando más. La labor que está haciendo Policía y Guardia Civil es magnífica. Crean sus propios planes de actuación y desde Subdelegación estamos informados todo el rato.

"Hay que apoyar a Granada porque ha estado mucho tiempo alejada de los intereses del Gobierno”

–También se empezó a hablar del repunte de delincuencia en calle Elvira, donde se denunciaban robos, drogas, prostitución...

–El tema de la prostitución no se ha podido saber de dónde procedía, no se tiene ese dato oficial, pero esa zona ya está reforzada. Siempre lo ha estado por ser una zona de turismo. Hay control por parte de Policía Local, que no es mi competencia pero que se coordina con Policía Nacional.

Insisto en el hecho del descenso de la criminalidad. Los vecinos deben estar tranquilos. Es verdad que los delitos existen, pero se está actuando constantemente y, además, con un descenso significativo en la ciudad.

–Hace unos días se manifestaron los funcionarios de prisiones. En concreto, aquí en Granada durante estos años ha habido malestar general y se pedía el cese del actual director de la cárcel de Albolote. ¿Qué planteamiento al respecto hay desde Subdelegación?

–Me he sentado con ellos y me han trasladado sus inquietudes, pero la competencia no es de Subdelegación. También hay que decir que, como toda la administración pública, se ha visto afectada por la tasa de reposición cero.

–En Motril, una reivindicación era la de un proyecto que evite que el mar se ‘trague’ la playa cuando hay temporal, ¿en qué punto está?

–Está en fase de inicio del proyecto. Depende de los plazos administrativos para que se haga y se pase después a la adjudicación. A ver si tenemos presupuestos para que pueda iniciarse todo, porque estamos hablando de cosas... Se están haciendo muchos proyectos en Granada que antes estaban parados: el tren por Moreda; la línea eléctrica de Baza... Ver que estas cosas están sucediendo es muy importante para la provincia, el desarrollo que se está viendo con el cambio de Gobierno.

–Hablando del cambio de Gobierno, ¿cómo se ve desde Subdelegación el panorama actual en Andalucía tras las elecciones del 2-D? El auge de Vox, la manifestación que tuvo lugar el 3-D, la acampada en la Plaza del Carmen...

–Lo primero que quiero trasladar es tranquilidad en materia de seguridad y también en cuanto a desarrollo. Yo no estaba en la política hace seis meses, estaba en mi instituto dando clase y he visto que ha habido apoyo a Granada. Entonces darle tranquilidad a la gente porque los partidos, digamos constitucionalistas, y el Gobierno de España lo tiene clarísimo, tenemos por delante que el bien de la ciudadanía está por encima de todo. Hemos avanzado en transparencia, en derechos y en eso se va a seguir. ¿Por qué ha surgido esto? Para mí también es una pregunta.

Ahora que estamos dando noticias que son favorables, algo ha pasado para que la gente haya votado a un partido ultraderechista. Debe haber más comunicación y hacer más autocrítica, porque ahí ha fallado algo, que no se ha trasladado bien todo lo que se hace por la ciudadanía. Lo veo triste, pero tengo esperanza en que podamos trasladar este mensaje positivo. Hay otra cosa fundamental: todo voto es importante. Decidir lo que quieres se hace en la votación. Siempre animo a votar a partidos constitucionalistas.

Inmaculada López Calahorro Inmaculada López Calahorro

Inmaculada López Calahorro / Carlos Gil

–Cuáles son los cinco retos de la subdelegada del Gobierno.

–Que descienda la violencia de género, porque para mí ha sido de las cosas más duras que he llevado. Dar tranquilidad a la gente en materia de seguridad, de inmigración. Que se pueda continuar para alcanzar retos, a nivel nacional, de derechos de las personas, entre ellos, que se incremente el salario mínimo. Impulsar y apostar por el desarrollo de Granada; pero también que cuando se consiga un reto, se pueda valorar socialmente.

Debemos estar todos implicados en apoyar a Granada, que ha estado tanto tiempo alejada de los intereses del Gobierno. Ese es mi reto: que se pueda considerar que la subdelegada, representando al Gobierno de España, es un punto para apoyar todas las cosas buenas para la provincia, su desarrollo y su tranquilidad, y en eso trabajo. Voy a hacer todo lo que pueda.

–Cómo se siente al ser la primera mujer en dirigir la Subdelegación del Gobierno en Granada.

–Cuando entré por esa puerta me sentí muy sola. Entré sola y fui a presentarme y noté el peso de que esto había sido algo gobernado siempre por hombres. Las mujeres que había trabajando aquí me lo decían: por fin una mujer. Sentí mucha responsabilidad, pero no por ser mujer, sino porque este cargo la tiene.

Siento que he empezado a hacer cosas en las que antes no estaban involucradas las mujeres y ahora sí. Esto es el Gobierno de España y hay que reconocer el papel de la mujer en toda la trayectoria de la democracia. Para mí es un gran honor. Será algo que cuente a mis nietos.

–Como suele ocurrir, siempre hay muchas cosas que se quedan en el tintero, pero ¿hay algo más que querría añadir?

–Hemos pasado épocas tan malas por la crisis, que también ha sido social, que había mucha negrura, y ahora empiezas a ver que florece un poco de nuevo la libertad, que es la salvaguarda de la Constitución. Es muy importante que la gente vuelva a confiar, no en mi partido, sino en partidos constitucionalistas. Es un gran reto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios