Constitución del Ayuntamiento de Granada Caballeros Veintisiete

  • Hay una especie de ambigüedad calculada, deliberada en las intervenciones de los actores de este pacto debatido a muchos kilómetros de distancia

Caballeros Veintisiete Caballeros Veintisiete

Caballeros Veintisiete / Álex Cámara

Las doce y un minuto en todos los relojes de la Plaza del Carmen. A esa hora arranca el pleno más decisivo de los últimos años en un clima de incertidumbre que sus actores principales se han encargado de extender y no despejarán la incógnita hasta más de media hora después.

Se ha constituido la mesa de edad, han jurado o prometido los veintisiete concejales, que a continuación inician la votación para elegir alcalde. Para entonces, los ‘debutantes’ de Vox –partido que se estrena en Ayuntamiento– ya han jurado ‘por Dios, por la Patria y el Rey’ y los de Podemos cumplen el guión previsto del “imperativo legal”, aunque la también morada debutante Elisa Cabrerizo se pasa de frenada y termina extendiendo su fórmula a casi toda la famélica legión de los parias de la tierra.

Pleno de constitución del Ayuntamiento Pleno de constitución del Ayuntamiento

Pleno de constitución del Ayuntamiento / Álex Cámara

Se sabe que hay pacto de las tres derechas, que van a votar a un mismo alcalde, pero ¿a quién? Y en estas, el orden alfabético reclama a Onofre Miralles y el hombre de Vox esboza ante las cámaras su papeleta, un visto y no visto que deja entrever el nombre de Luis Salvador. Momentos después, al iniciarse el escrutinio al nombre de Cuenca se suma el del candidato naranja. Ya solo queda confirmar que no ha habido ‘fugas’, que PP, Cs y Vox han cumplido disciplinadamente el acuerdo y que los catorce votos de Salvador superan a los trece del candidato socialista.

La mesa de edad proclama a Luis Salvador alcalde a las 12 horas y 32 minutos. Pero la incógnita se ha resuelto a medias: ¿el pacto incluye la alternancia? La pregunta gravita todavía por la planta noble del caserón de la Plaza del Carmen, engalanada como cada cuatro años para la ocasión.

Hay una especie de ambigüedad calculada, deliberada en las intervenciones de los actores de este pacto debatido a muchos kilómetros de Granada y cerrado a escasos minutos de la hora prevista. Tan calculada o deliberada que Miralles, que tampoco explicita la segunda incógnita –su entrada o no en el gobierno municipal– no lo aclara y lleva a Antonio Cambril, en el turno de Podemos, a dividir sus felicitaciones entre el propio Salvador o el aspirante del PP, Sebastián Pérez, del que la expresión de su rostro no apunta al pronóstico positivo.

Pleno de constitución del Ayuntamiento de Granada Pleno de constitución del Ayuntamiento de Granada

Pleno de constitución del Ayuntamiento de Granada / Álex Cámara

Tampoco Manuel Olivares, portavoz de Ciudadanos, clarifica la cuestión y es finalmente César Díaz, en funciones del PP, quien se refiere al alcalde de “los próximos cuatro años” en un pasaje de su intervención interpretado por otros como una alusión temporal en sentido amplio: el gobierno local del centro derecha.

Ni Díaz ni siquiera los testimonios pulsados a la terminación del pleno aclaran a los granadinos los términos de un pacto cuyos contenidos y alcance, incluyendo la cláusula de alternancia, iremos conociendo en próximos capítulos. Al gusto de Salvador, quien cierra el turno de intervenciones con un alegato de réplica al ahora exalcalde Francisco Cuenca. Salvador ataca “el cierto aire de deslegitimación” que el candidato socialista ha lanzado contra el ‘pacto a tres’ en su recordatorio de encabezar la lista “ampliamente” más votada. “Usted ha sido alcalde con ocho concejales”.

La intervención de Cuenca fue la más dura de la jornada, como corresponde a quien se apresta a liderar la oposición municipal. El hasta el viernes alcalde alude a un pasado reciente “que espero no vuelva” y arremete sin nombrarlo contra Sebastián Pérez, “que ha hecho del agravio contra otras instituciones” la línea de su actuación “y ha estado escondido tres semanas tras otros intereses que están a años luz de esta tierra”, una “afrenta” que los granadinos “no olvidarán”. Para entonces, Pérez, que mantuvo sus esperanzas hasta minutos antes del pleno, visiblemente ‘tocado’ durante toda la sesión, ha delegado en Díaz la intervención del PP.

Sobre estos ejes discurrió un pleno de investidura que asistió a la primera intervención de la extrema derecha en el Ayuntamiento de Granada en los últimos 40 años. Onofre Miralles se estrenó proclamando la “regeneración” del Ayuntamiento a través del decálogo asumido en el pacto, que considera “asumible” y –dice– erradica el “enchufismo”. El PP gobernó trece de los últimos dieciséis años pero en la bancada contigua ningún popular pareció darse por aludido. Una comisión de seguimiento de las contrataciones, profesionalización de la jefatura y de la Policía Local, entre otras propuestas darán como fruto una “Granada regenerada” de la mano de “un partido demonizado”, dijo Miralles, que autocalificó a Vox, “la derecha con principios”.

Pleno de constitución del Ayuntamiento de Granada Pleno de constitución del Ayuntamiento de Granada

Pleno de constitución del Ayuntamiento de Granada / Álex Cámara

Después le tocó hablar a Podemos. Cambril no defraudó, con una cita de Galeano que insta a los corporativos a mirar, escuchar y preocuparse más allá de la búsqueda de votos. El portavoz de Podemos se refirió, así, a la Zona Norte que soporta los reiterados cortes de luz y a los políticos que en campaña aparecieron por las manifestaciones de los vecinos. Cambril, que defendió su idea de descubrir el Darro, apuntó al informe de Cáritas y al empobrecimiento de la población y hasta aspira a “expulsar a los mercaderes del pleno”, en el contexto las grandes empresas concesionarias de servicios para unos ciudadanos que “cargan con los gastos públicos para unos beneficios no quedan en Granada”.

A Manuel Olivares correspondió pronosticar la “labor excelente que vamos a hacer”. Como portavoz de Ciudadanos anuncia el comienzo de “un cambio importante en la ciudad”, que dependerá del “valor del esfuerzo”. Olivares exhortó a colocar a Granada por encima de todo a partir de esta jornada que calificó “histórica”, a cargo de un partido, Cs, cuya ideología es “el sentido común”.

César Díaz, que regresa al salón de plenos, glosó las cesiones que los tres firmantes del pacto han debido hacer para un “proyecto sólido y solvente” y un cambio “imprescindible” en el que confían encontrar “generosidad y diálogo con la izquierda”. El portavoz del PP reconoció errores: “Menos de lo que se nos achacan, más de lo que hubiéramos querido”.

Y Francisco Cuenca reivindicó sus tres años de gestión. Humilde al referirse a sí mismo como “este concejal”, alertó: no permitirá ni un paso atrás en avances sociales, especialmente en el terreno de la igualdad hombres-mujeres, punto en el que recordó el acuerdo por unanimidad contra la violencia de género.

Pleno de constitución del Ayuntamiento de Granada Pleno de constitución del Ayuntamiento de Granada

Pleno de constitución del Ayuntamiento de Granada / Álex Cámara

Al alcalde, Luis Salvador, correspondió cerrar la sesión con un discurso “optimista a las soluciones” en una línea de actuación que haga del Ayuntamiento “el principal actor político de la ciudad de Granada”. Así, anuncia un plan estratégico de la cultura y el comercio, para “recuperar el esplendor que tuvo en el mapa cultural español”. Sin nombrar la Toma, se refirió a las tradiciones de la ciudad, que tendrán “reconocimiento social” y a grandes proyectos en el conjunto del Área Metropolitana: cierre del anillo. metro, parking disuasorios en las entradas de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios