Granada

Spiriman y Susana Díaz, 'frente a frente' en un juicio por injurias el 27 de junio

  • La expresidenta andaluza y el exviceconsejero Martín Blanco, citados como testigos en la vista oral contra Jesús Candel en el Juzgado de lo Penal 6 de Granada

Imágenes de la manifestación de Spiriman contra Susana Díaz Imágenes de la manifestación de Spiriman contra Susana Díaz

Imágenes de la manifestación de Spiriman contra Susana Díaz / Álex Cámara

El médico granadino Jesús Candel, que se da a conocer como Spiriman en actos públicos y redes sociales, se enfrentará por primera vez a un juicio penal por posibles injurias el próximo 27 de junio. En este caso, se han investigado las declaraciones que hizo sobre la expresidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz, a la que llamó "hija de puta", y el exviceconsejero de Salud Martín Blanco

El Juzgado de lo Penal número 6 de Granada ha señalado esa única fecha para la celebración del juicio oral contra Spiriman, que fue procesado por el Juzgado de Instrucción 2 por el supuesto delito de injurias y calumnias a los dos responsables políticos autonómicos, a través de una serie de vídeos que fueron subidos a las redes sociales. 

Según fuentes judiciales, tanto Susana Díaz como Martín Blanco tendrán que declarar en el juicio en calidad de testigos y para ello han sido citados ya por el juez Sergio Romero Cobo, que será el encargado de poner la sentencia de Spiriman. No obstante, cabe la posibilidad de que esas comparecencias se hagan por videoconferencia, al estar fuera de Granada.

Candel ya acudió a declarar al Juzgado por este caso en octubre pasado, durante la fase de instrucción. En aquella ocasión, el médico explicó a los medios que en su comparecencia judicial defendió que sus insultos públicos a Díaz y Blanco formaban parte de la crítica como gestores políticos y que no se trataba de un asunto personal. Justificó haber llamado “hija de puta” a la presidenta de la Junta por ser “mala persona” por su forma de gestionar. 

En su declaración, Spiriman reconoció ser el autor de la decena de vídeos que se visualizaron a petición de las partes acusadoras. Sin embargo, en el segundo proceso penal que el mismo juzgado instruyó contra él (esta vez por los insultos al fiscal jefe provincial), Candel tuvo un fuerte encontronazo en el Juzgado, al intentar que esos vídeos no constaran en la causa, por considerarlos falsos. Una investigación posterior dio por autentificados los documentos audiovisuales. 

El médico granadino llegó a pedir la recusación de la jueza de instrucción que lo ha procesado, María Ángeles Jiménez Muñoz, y elevó contra ella una queja ante el Consejo General del Poder Judicial. La denuncia ha sido archivada y el órgano de gobierno de los jueces avaló la actuación de la magistrada, que tuvo que amenazar a Candel con su detención hasta en dos ocasiones el día de su comparecencia en el Juzgado. 

Durante los meses en los que se ha llevado a cabo el proceso de instrucción de este caso que se enjuiciará al finales de junio, Candel también llevó a cabo una ofensiva judicial contra Susana Díaz, a la que llegó a denunciar en el Tribunal Supremo (era aforada) 12 días antes de las elecciones autonómicas del 2 de diciembre. 

Candel, que se presentó a los magistrados de este tribunal español como Spiriman y como un "activista político muy popular en la ciudad de Granada", denunció a Susana Díaz y a "todas aquellas personas que resulten criminalmente responsables" de los hechos relatados, por la supuesta utilización irregular de los servicios jurídicos de la Junta de Andalucía en su interés particular, precisamente por este caso de posibles injurias. 

Según la denuncia del médico, los dos altos cargos de la administración autonómica habrían utilizado a los abogados de la Junta para su representación como acusación particular, y el denunciante sostiene que, como cargos públicos, sólo pueden hacer uso de los servicios jurídicos públicos para su defensa, pero no para acusar a un particular. En este sentido, Spiriman, que ayer mismo colgó un vídeo en internet para explicar esta nueva ofensiva judicial, comparó esta situación con un caso similar de Esperanza Aguirre (PP). Candel llegó a decir que ambas dirigentes son en realidad "una calcomanía".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios