AVE a Granada | Inauguración Del desierto al casi paraíso ferroviario

  • Después de veinte años de promesas y retrasos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pone hoy en servicio la línea de AVE a Granada con el viaje inaugural desde Madrid

Todo listo para el viaje inaugural del AVE a Granada

Agachar la cabeza, mirar el ordenador, levantarla y ver que quedan quince minutos para terminar el trayecto. Eso es lo que experimentarán a partir de ahora los granadinos que viajen el AVE desde Granada hasta Madrid, que hoy se inaugura tras más de veinte años de espera y doce con respecto a la primera promesa de su llegada.

Será desde la vía número 12 de la Estación de Puerta de Atocha, en la capital del reino, en el corazón de todas las comunicaciones ferroviarias del sur y el Levante de la Península Ibérica, desde donde parta el primer viaje oficial del AVE hacia Granada, que llevará a la Estación de Andaluces a un cortejo de las principales autoridades del Estado encabezadas por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. Todo en algo más de tres horas de camino, eso sí, salpicado por actos institucionales y fotos protocolarias.

De esta forma, Granada da un paso de gigante. No será un “AVE de verdad” como creen muchos granadinos: sin doble vía, con un tramo adaptado del siglo XIX que no permite ir a más de 90 kilómetros por hora, con una estación provisional, sin soterramiento, y con pocas frecuencias.

Granada pasará en apenas una mañana de cinco años casi sin trenes a tener Alta Velocidad

Pero es una mejora sustancial de las comunicaciones de la ciudad con el resto de España y de Andalucía. Madrid se queda a un paseo de tres horas, cómodo por los asientos de los trenes, con cafetería y esa posibilidad poco valorada de poder caminar durante el trayecto. Lo mismo casi con Barcelona, donde el viaje con respecto al anterior servicio, el tren hotel Alhambra se reduce de las doce a las seis horas de duración.

¿Que es caro? Renfe ofrece una gama de hasta nueve precios diferentes para viajar con descuentos que pueden alcanzar el 70%. Una empleada de la compañía aludía al éxito del AVE de Málaga en una conversación con los periodistas desplazados a cubrir la puesta en servicio de la línea.

La imagen corporativa de Renfe, en uno de los espacios remodelados de la estación La imagen corporativa de Renfe, en uno de los espacios remodelados de la estación

La imagen corporativa de Renfe, en uno de los espacios remodelados de la estación / Álex Cámara

Todo depende de los granadinos: “Si con el paso del tiempo vemos que los trenes van llenos, siempre se plantea ampliar las frecuencias”. Y eso pasó en Málaga, que llenó todos sus AVE incluso teniendo el doble de conexiones con Madrid que con las que empieza Granada (once frente a seis).

Ese puede ser el futuro de una línea que abre a Granada a España y a Europa, y que pone en el mapa ferroviario de nuevo a la capital. Se va a pasar de la desconexión, de solo ver parar en la estación al ‘cascado’ diesel 598 de la ruta con Almería y el tren Al-Andalus, a tener ocho composiciones AVE en sus andenes cada día, a los que en unos meses habrá que sumar los media distancia con Málaga y Sevilla.

Al frente de todo el contingente para el viaje inaugural estará el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que finalmente será quien ponga su nombre en las diferentes placas que se descubrirán en Antequera y Granada. El impulso definitivo a la puesta en servicio del AVE a la ciudad llegó bajo su mandato, apenas un año después de tomar posesión tras derrocar a Mariano Rajoy en una moción de censura, y dos meses después de ganar las elecciones generales.

Viajeros en la Estación de Madrid-Puerta de Atocha, de donde hoy parte el primer AVE a Granada Viajeros en la Estación de Madrid-Puerta de Atocha, de donde hoy parte el primer AVE a Granada

Viajeros en la Estación de Madrid-Puerta de Atocha, de donde hoy parte el primer AVE a Granada / Álex Cámara

A su lado estará José Luis Ábalos, el ministro que dio un plazo y lo cumplió. Tampoco era muy difícil. Toda la obra estaba ejecutada por los anteriores Gobiernos y sólo hacía falta probar la línea, ensayar en ella y ponerla en funcionamiento. Sólo los posibles retrasos y los permisos expedidos por la exigente Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria podían dar al traste con la planificación de aquel nuevo ejecutivo socialista, pero todo ha salido rodado.

En las placas también figurará el nombre de Luis Salvador como el alcalde que estaba al frente de la ciudad de Granada el día en el que la ciudad empezó a volar por tierra. El edil de Ciudadanos aparecerá en sitio preferente en la foto aunque su partido no haya puesto sobre el terreno ninguna de las traviesas ni de los raíles de los cerca de 120 kilómetros de la línea Granada-Antequera.

El éxito de acogida en Málaga es el espejo en el que debe mirarse Granada

Sí le queda su bagaje en la última legislatura en el Congreso de los Diputados, donde batalló mucho por, sobre todo, la reconexión ferroviaria. Salvador ha adelantado por la derecha a los líderes del PP y del PSOE, que se quedan en un segundo plano después de haber, ya no sólo acometido la obra, sino haberse tirado los trastos a la cabeza con el AVE cada vez que interesaba políticamente. Ni unos ni otros. Ni Sebastián Pérez, que bastante tiene ya con lo suyo, ni Paco Cuenca, que ayer subía una foto a sus redes sociales yendo para Madrid... En autobús.

A las 9:13 de la mañana se cerrarán las puertas del tren, a saber aún si un 102 o un 112, para dos minutos después poner rumbo a Granada desde Puerta de Atocha. Dentro estarán ya el el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, y el presidente de Renfe, Isaías Táboas.

Interior de un tren AVE Interior de un tren AVE

Interior de un tren AVE / Álex Cámara

El primer trayecto culminará en Antequera sobre las once y media de la mañana. En la Estación de Santa Ana, enclavada en mitad de un extenso olivar a casi veinte kilómetros de la capital mundial del mollete, esperan los representantes de la Junta de Andalucía. Juanma Moreno recibirá a Pedro Sánchez y a toda la comitiva para inaugurar su primer tramo de AVE, el primero en Andalucía en el que no habrá al frente del Parlamento un dirigente socialista.

Momento especial para Moreno Bonilla, íntimamente ligado a Granada por el origen de su esposa, pero también para la Consejera de Fomento, la granadina Marifrán Carazo. Emotivo porque como antigua concejal de Turismo del Ayuntamiento de Granada con el PP vivió los ‘años del plomo’ del AVE a la ciudad, con los fallidos proyectos de la estación de Moneo, el soterramiento y la crisis económica. Ahora recibirá a la Alta Velocidad, además, como responsable de infraestructuras de la Junta.

Juanma Moreno y Marifrán Carazo se subirán al tren en Antequera-Santa Ana

En Santa Ana, Pedro Sánchez descubrirá una placa y acto seguido se montarán de nuevo en el tren para ir hacia Granada, también ya con Jesús Fernández, delegado del Gobierno en Andalucía, y Manuel Barón, alcalde de Antequera, a bordo.

A las 12:36, tras pasar por Riofrío, Loja, Huétor Tájar, Tocón, Pinos Puente y Atarfe, el AVE habrá completado el viaje hasta Granada por primera vez. Será el momento de los discursos, tanto de Pedro Sánchez, como de José Luis Ábalos, como de Juanma Moreno, y el momento en el que, al fin, la ciudad se prepare para lo que le viene: los trenes de Alta Velocidad.

De Madrid hasta Córdoba por la ya antigua línea de Alta Velocidad construida para la Expo 92, y de ahí hasta Antequera-Santa Ana, desde donde comienza el AVE de Granada, que subirá al tren rápido a una provincia que pasa de 0 a 300 kilómetros por hora. Del desierto ferroviario al casi paraíso de una mañana a otra. No es el fin de algo, es el comienzo de lo que tiene que venir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios