GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Balance anual

Los Sucesos de Granada en 2019: Entre la marihuana, la polémica, el fuego y la falta de efectivos

  • La lucha contra el narcotráfico marca un año en el que se mantienen las principales reivindicaciones de los agentes

  • La violencia de género y los incendios también destacan en detrimento de la inmigración, que desciende

Parte del operativo policial desplegado en la zona Norte de Granada con motivo de la Operación Cake. Parte del operativo policial desplegado en la zona Norte de Granada con motivo de la Operación Cake.

Parte del operativo policial desplegado en la zona Norte de Granada con motivo de la Operación Cake. / Álex Cámara

La lucha contra la marihuana en operativos como la Operación Cake o la Rabit; la lacra de la violencia de género; un aumento de la eficacia policial para resolver delitos que se diluye a nivel autonómico –Granada es la tercera provincia andaluza en la que menos delitos se resuelven, según los últimos datos publicados por el Ministerio del Interior– por culpa de una falta de personal que se extiende también a las Instituciones Penitenciarias, al igual que la todavía ausente equiparación salarial; el descenso de la inmigración y la ubicación del nuevo CATE; el envío de agentes a Cataluña con motivo de unas protestas por la sentencia del procés que también tomaron las calles de Granada; el extraño crimen de un empresario en Calahonda; o la huella del fuego y el revival en Guadix con la explosión mortal en una pirotecnia. Esta es la radiografía de lo que ha dado de sí el 2019 en materia de Sucesos, un año en el que las grandes metas vuelven a quedarse como asignaturas pendientes.

La inmigración y el nuevo CATE

El nuevo CATE de Motril. El nuevo CATE de Motril.

El nuevo CATE de Motril.

Pese a que a lo largo del año la llegada de pateras a las costas granadinas ha caído de forma considerable en comparación con los dos años anteriores, la inmigración ha continuado marcando un año que arrancó con una polémica en este sentido: dónde ubicar el nuevo CATE de Motril.

En un principio, el Gobierno central estudió la posibilidad de instalar el centro junto a la central de CLH, un solar fuera del recinto perimetral del Puerto de Motril que hizo a la localidad rebelarse en bloque para evitarlo. Finalmente, tanto el Ayuntamiento como los vecinos ganaron el pulso. Tras la llegada de la 'nueva' Junta de Andalucía de PP y Cs y de José García Fuentes a la presidencia de la Autoridad Portuaria, se llegó al acuerdo para la cesión de unos terrenos dentro del recinto que en julio comenzaron a adecuarse para la instalación de los módulos del nuevo CATE. Eso sí, aún continúan pendientes las obras para mejorar y ampliar el edificio que hasta ahora había sido el centro de acogida temporal.

La falta de efectivos y la Violencia de Género

La escasez de efectivos suficientes para cubrir las necesidades policiales de la Costa ha sido otro de los aspectos destacados del 2019, una falta de personal que vienen denunciando desde hace años tanto Policía Nacional como Guardia Civil, que se refleja en toda la provincia y que ha afectado además a la eficacia policial.

Durante el 2019, según los últimos datos anunciados por la Subdelegación del Gobierno en Granada, la tasa de esclarecimiento de delitos en la provincia ha subido en más de un punto, sin embargo, Granada se encuentra tercera por la cola en este aspecto de toda Andalucía.

Los motivos radican en la obsolencia de los catálogos de puestos que se basan en una población de área que lleva años sin actualizarse y que no incluye, por ejemplo, ni el turismo, la migración de visitantes a la Costa o el incremento de habitantes de Granada durante el curso universitario, una actualización que continúa en stand by.

Agentes de la Policía y sanitarios atienden a la mujer apuñalada. Agentes de la Policía y sanitarios atienden a la mujer apuñalada.

Agentes de la Policía y sanitarios atienden a la mujer apuñalada.

Pero además, la falta de personal ha generado este año una gran controversia en materia de Violencia de Género, una lacra que el pasado mes de octubre provocó una víctima mortal en La Zubia –se trata de la única mujer asesinada este 2019, frente a las cinco que hubo el año anterior– y que a mediados de mayo dejó muy grave a una mujer tras ser apuñalada por su expareja en plena calle, en a Plaza de la Libertad de Granada capital.

Precisamente, esta víctima que logró salvar su vida reabrió la polémica por los agentes destinados a la violencia de género, ya que la misma se encontraba en un centro de mujeres maltratadas y dentro del sistema de seguimiento a las víctimas VioGen. Con anterioridad, desde sindicatos policiales como el SUP, ya se había denunciado la falta de efectivos en áreas como la UFAM, que precisamente se encarga de dicha vigilancia.

En este caso, las acusaciones fueron hacia la Subdelegación del Gobierno, la cual recogió el testigo y meses después fue la propia representante del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, la que acusó al propio Ayuntamiento de Granada de haber reducido el número de agentes de la Policía Local destinados a este área. Este anuncio, que fue desmentido de forma tajante desde el equipo de gobierno municipal, abrió una batalla político-ideológica entre PSOE, partido que gobierna la Subdelegación, y el bipartito de PP y Cs de Granada.

La escasez de medios, también en prisiones

Entrada principal de la cárcel de Albolote. Entrada principal de la cárcel de Albolote.

Entrada principal de la cárcel de Albolote.

La falta de personal no es algo que afecte solo a los efectivos policiales, sino que se extiende al resto de la Administración General del Estado. Tal es así que se pierden más de 70 puestos de trabajo por año en Granada, siendo la cárcel de Albolote y el CIS Matilde Campos dos de los más afectados.

En concreto, la prisión granadina se sitúa como la décima con más presos del país al tener una sobrepoblación que agrava la escasez de personal. La quema de colchones que se ha repetido en varias ocasiones ha marcado un 2019 en el que, además, se ha provocado una situación insólita en noviembre: un mes con los presos cocinando sin supervisión. A ello se suman las protestas por la equiparación salarial, que al igual que desde Policía Nacional o Guardia Civil, aún esperan que se efectúe.

El procés también se hace notar

La protesta por la sentencia del procés en Granada. La protesta por la sentencia del procés en Granada.

La protesta por la sentencia del procés en Granada. / Miguel López

Otro de los aspectos que ha marcado el año en materia de efectivos policiales ha sido el envío de agentes a Cataluña con motivo de las reacciones a la sentencia del procés. Interior envió a una treintena de agentes para hacer frente a la crisis catalana, la cual acabó extendiéndose a Granada.

Una concentración convertida en marcha en Granada que enfrentó, una vez más, a Ayuntamiento y Subdelegación, esta vez por la actuación de la Policía Nacional y las medidas que se tomaron ante esta revuelta.

La huella del fuego y el 'revival' en la pirotecnia

Tres fallecidos en Dehesas Viejas por un incendio. Tres fallecidos en Dehesas Viejas por un incendio.

Tres fallecidos en Dehesas Viejas por un incendio.

En el mes de enero, dos edificios desalojados por el incendio de un transformador de luz en Salobreña. En este episodio no hubo que lamentar ningún herido, sin embargo, se trata de uno de los años más negros por fuego en la provincia. Tal es así que cinco personas han perdido la vida –el matrimonio y su hijo en Dehesas Viejas y los dos inmigrantes en un cortijo en la Alpujarra– y sólo en este mes de diciembre, otras diez han resultado heridas por incendios.

Sin embargo, lo más destacado fue la explosión en una pirotecnia de Guadix, accidente mortal en el que dos trabajadores perdieron la vida y que hizo a muchos rememorar lo ocurrido un año antes, en otra pirotecnia muy cercana a la afectada en esta ocasión.

El asesinato lleno de incógnitas en Calahonda

Los agentes tras hallar el cuerpo en Calahonda. Los agentes tras hallar el cuerpo en Calahonda.

Los agentes tras hallar el cuerpo en Calahonda.

El pasado 12 de noviembre, apareció en un descampado de Calahonda el cadáver de un promotor inmobiliario de la localidad lleno de sangre y envuelto en plásticos. El suceso estaba lleno de incógnitas ya que la casa de la víctima, pese a tener restos de sangre, no tenía la cerradura forzada, sólo faltaba su coche.

Finalmente, dos semanas después de los hechos, dos personas fueron detenidas. En concreto eran un indigente de Motril y otro que fue arrestado en Irún (Guipúzcoa) a donde huyó con el vehículo sustraído con la intención de cruzar la frontera a Francia. El móvil económico fue lo que movió a estas dos personas a torturar hasta la muerte a este promotor que, al contrario de lo que pensaban, apenas tenía dinero después de haber tenido que cerrar su empresa por la crisis.

La marihuana, centro de la diana policial

Hace años que la marihuana es la reina de las operaciones policiales y, como ya viene siendo costumbre, en 2019 ha vuelto a revalidar como la principal lucha policial. Tal es así que de todas las operaciones realizadas en la provincia, las más famosas han sido Rabit y Cake.

En la primera, cuya explotación se llevó a cabo en septiembre, un total de 21 personas fueron investigadas -15 de ellas detenidas- en un operativo en la que se comprobó que los implicados habían blanqueado más de 4 millones de euros, a través de contratos falsos en empresas para blanquear el dinero procedente del cultivo de marihuana. Ante ello, cayó uno de los principales clanes de la zona Norte.

Sin embargo, el golpe más duro fue el 14 de noviembre con la denominada Operación Cake. Se trata del mayor despliegue policial llevado a cabo en la zona Norte de Granada, que tuvo como objetivo el clan familiar de Los Mocos, uno de los reyes de la marihuana en este distrito de Granada. El balance de esta operación que se ha podido saber hasta el momento, ya que se encuentra bajo secreto de sumario, es de un total de 16 detenidos de los que ocho ya se encuentran en prisión y uno, al ser menor de edad, interno en un centro en régimen semiabierto. Asimismo, entre ellos había dos menores de edad más que fueron puestos en libertad vigilada.

De este modo, a falta de los cinco días que quedan para despedir oficialmente el año, ha culminado el 2019 en materia de Sucesos, un periodo que ha vuelto a oscilar entre la 'maría', la polémica, el fuego y la falta de personal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios